17/4/2014

Las notas de la temporada 2013/2014

Se acabó otra temporada regular y antes de vivir la magia de los playoffs toca hacer balance y hacer un pequeño análisis de lo que han sido estos últimos meses para cada uno de los equipos. Quienes han cumplido con los objetivos, los que han superado las expectativas o los que han fracasado rotundamente, vamos allá:

SUSPENSO:



  • MILWAUKEE BUCKS (15-67): La peor temporada en la historia de la franquicia, eso lo dice todo. Nunca habían sumado tantas derrotas en el mismo curso. Las salidas de las estrellas Monta Ellis y Brandon Jennings fueron suplidas por tiradores de nivel medio como Delfino, Mayo, Butler o Neal. Uno no ha debutado por las lesiones, otros dos han cambiado de equipo y Mayo nunca ha estado ni cerca de su mejor nivel . Otro de los pilares como era Larry Sanders ha tenido una temporada prácticamente inédita. Un equipo sin proyecto para los próximos años y que lo confía todo en algunos jugadores jóvenes como Knight o Antetokounmpo.


  • PHILADELPHIA 76ERS (19-63): Temporada para olvidar en la ciudad del amor fraternal. Por primera vez desde 1997 se quedan por debajo del 30% de victorias. Han sido el equipo que más descaradamente ha apostado por el tanking, algo que quedó claro con las salidas de Evan Turner y Spencer Hawes a cambio prácticamente de nada o el haber sido el equipo que más puntos ha encajado esta temporada con más de 110 por noche. Sus 26 derrotas seguidas que igualan la peor racha de la historia es algo que ya no podrán borrar de su historial. Michael Carter-Williams y su más que probable premio a rookie del año ha sido la mejor noticia para unos Sixers que esperan con ilusión el próximo draft y el mercado de agentes libres.


  • ORLANDO MAGIC (23-59): Segundo año sin Dwight Howard y segundo año entre los peores de la liga, eso sí, con mejores sensaciones que el año pasado. La pareja Vucevic-Harris ha seguido funcionado bien, con el montenegrino consolidado como uno de los mejores reboteadores de la competición. Nelson y Afflalo ejerciendo bien como los líderes del equipo y la principal novedad ha sido la de Victor Oladipo, que ha completado un gran año como rookie y se perfila como un valor seguro en el equipo de Florida para los próximos años. El resto de la plantilla tiene muchas carencias y será lo que hay que mejorar en el futuro. La reconstrucción de Orlando va lenta, pero por el buen camino.

  • UTAH JAZZ (25-57): Por cuarta vez en su historia y por primera vez desde 1982, los Jazz se quedan por debajo del 31% de victorias, sin embargo esto no ha sido una gran sorpresa. En verano dejaron escapar a Al Jefferson y Paul Millsap y adquirieron contratos "tóxicos" como los de Brandon Rush, Richard Jefferson y Andris Biedrins, dejando claro que querían hacer borrón y cuenta nueva y que se tomaban esta temporada como una fase de transición. Gordon Hayward, Derrick Favors y Enes Kanter han aprovechado su nuevo rol como referentes del equipo para consolidarse y seguir evolucionando, mientras que el rookie Trey Burke se ha encargado de tomar los mandos desde la posición de base. Perdieron 14 de los primeros 15 partidos, dejándolos en la cola del Oeste desde el principio y durante prácticamente toda la temporada. Futuro incierto en una ciudad acostumbrada a ganar.

  • BOSTON CELTICS (25-57): El mega traspaso que envió a Kevin Garnett y Paul Pierce a Brooklyn y la salida de Doc Rivers rumbo a Los Angeles han marcado el fin de una era en la franquicia más legendaria de la NBA. Temporada de transición en la que Jeff Green se ha echado el equipo a la espalda y que ha servido para que Rondo encuentre el camino a su mejor nivel tras un año lesionado y para que Brad Stevens se acomode en la que debe ser su casa durante muchos años. Sullinger y Olynik serán las promesas en las que apoyarse para empezar una reconstrucción que por el bien de esta liga esperemos que sea lo más corta posible.

  • LOS ANGELES LAKERS (27-55): La temporada con más derrotas en la historia de una de las franquicias más importantes del deporte americano, es decir, estamos hablando de palabras mayores. Si el año pasado ya fue tumultuoso este ha sido absolutamente catastrófico. Una plantilla formada a parches con jugadores acostumbrados a saltar de equipo en equipo, las grandes estrellas (Bryant, Nash y Gasol) con continuos problemas de lesiones y el entrenador (Mike D'Antoni) demostrando su incompetencia y falta total de soluciones partido a partido. Prácticamente nada positivo que destacar en esta temporada para los angelinos. Han vivido situaciones tan esperpénticas como solo contar con cinco jugadores en un partido y que uno de ellos se cargue con seis faltas, recibir la paliza más abultada de su historia contra su mayor rival (Los Angeles Clippers) o recibir más de 130 puntos hasta en ocho ocasiones. Ahora se enfrentan a una situación a la que no están acostumbrados y es formar un equipo competitivo partiendo prácticamente de cero y sin saber si su gran leyenda Kobe Bryant estará plenamente disponible para liderar el barco. Kobe resumió la temporada con el siguiente tweet: "Mierda de temporada, toca tirar de la cadena".

  • SACRAMENTO KINGS (28-54): Más de lo mismo en Sacramento. Parecía que tenían mejor plantilla que otros años y con las llegadas a mitad de temporada de Derrick Williams y Rudy Gay la cosa pintaba aún mejor. Pero al final, otra temporada insulsa en la que el equipo no ha sabido competir con los mejores, y ya van ocho años seguidos sin playoffs. Hay que reconocer que los Kings han jugado mejor, han divertido más a los fans y que DeMarcus Cousins e Isaiah Thomas han subido su nivel considerablemente demostrando que son dos potenciales all-stars. Veremos si este verano, los directivos por fin aciertan con sus decisiones y mejora la química y estabilidad que tanto ha faltado años atrás, porque materia prima hay como para luchar por estar bastante más arriba.

  • DETROIT PISTONS (29-57): Josh Smith y Brandon Jennings, dos fichajes que recargaban de ilusión a una ciudad muy necesitada de alegrías. Pero nada de eso, Maurice Cheeks no supo encontrar armonía en la plantilla y acabó siendo despedido. Cada jugador haciendo la guerra por su cuenta y al final la historia de siempre, otra temporada decepcionante y los fans de los Pistons se quedan por quinto año seguido sin ver a su equipo en playoffs. Lo más positivo es que en un equipo en el que están Smith, Jennings, Monroe y Drummond hay material de sobra para crear un equipo ganador, solo hace falta el compromiso de los jugadores y un capitán que sepa comandar este barco tan inestable.

  • NEW ORLEANS PELICANS (34-48): Temporada sin pena ni gloria para los renovados Pelicans. Casi todo el año en tierra de nadie y sin posibilidades de aspirar a nada. Por séptima vez en la última década se quedan sin playoffs en New Orleans. Un equipo que no parece tener un rumbo muy claro, y que deja la sensación que de no haber tenido tantos problemas de lesiones (Jrue Holiday, Ryan Anderson) podrían haber dado más guerra. Lo que si es seguro es que tenemos una nueva estrella en la liga. Anthony Davis ha explotado y da vértigo pensar en hasta donde puede llegar, es su segundo año ya está en la élite de los mejores jugadores. El equipo debe crecer en torno a él durante los próximos años si los Pelicans quieren volar a cotas más altas.

  • NEW YORK KNICKS (37-45): Temporada para olvidar en New York. Después de ganar el título de división tras 19 años de sequía y pelear con Indiana por un puesto en las finales del Este, las expectativas eran muy altas para este curso, pero nada de eso. Los refuerzos de Bargani y World Peace han salido del revés, problemas físicos para Chandler que dejó huérfana la pintura del equipo, Felton y JR han sido más veces noticia por temas extradeportivos y Mike Woodson no ha sabido encarrilar a sus jugadores por el camino correcto. Solo el aire fresco que ha traído Hardaway y sobretodo el orgullo de Carmelo Anthony que ha vuelto a hacer otro temporadón, pero que sin embargo que quedarán sin playoffs por primera vez en su carrera, han salvado el honor de unos Knicks que han tenido suerte de que el nivel de la conferencia haya sido tan bajo que les haya permitido pelear casi hasta el final por entrar en playoffs. El recién llegado Phil Jackson tiene mucho trabajo por hacer y poco margen de maniobra.



APROBADO:


  • CLEVELAND CAVALIERS: Tras varios años reconstruyendo al equipo desde la marcha de LeBron James a base de buenas rondas del draft, este parecía que iba a ser el del asalto definitivo a los playoffs, pero al final uno de los equipos que apuntaba a revelación se ha quedado en decepción. El nº1 Anthony Bennett pasará a la historia como uno de los peores números uno, Andrew Bynum ha vuelto a fracasar, los refuerzos de Jarrett Jack o Earl Clark no han salido como se esperaba y Mike Brown ha dejado mucho que desear en la forma de gestionar el equipo. Sin embargo, con Kyrie Irving al más alto nivel y con la gran evolución de Dion Waiters y Tristan Thompson, este equipo sigue teniendo base para aspirar alto la próxima temporada y los apruebo porque por cuarto año seguido han aumentado su número de victorias y creo que su futuro sigue siendo prometedor.

  • DENVER NUGGETS (36-46): Se termina una década seguida entrando en playoffs para el equipo de Denver. Los apruebo porque las lesiones los han machacado y no les han dejado competir al nivel que podrían haberlo hecho. Gallinari y McGee fuera toda la temporada, Robinson, Hickson, Lawson y Chandler se han perdido también muchos partidos por diferentes problemas físicos, han tenido partidos con prácticamente todo el quinteto titular lesionado. Lo más destacado ha sido la gran temporada de Lawson y el constante crecimiento de Kenneth Faried. Si no pierden su estilo alegre y rápido y las lesiones les respetan, los Nuggets volverán a competir con los mejores el año que viene.

  • ATLANTA HAWKS (38-44): Los apruebo porque han terminado entrando en playoffs, pero realmente ha sido una temporada muy irregular en Atlanta, con rachas de derrotas enormes y unos meses de febrero y marzo malísimos. La buena primera mitad de temporada y el bajo nivel de sus perseguidores han salvado la temporada de los Hawks. La baja de Al Horford fue un mazazo, pero Paul Millsap lo ha compensado jugando a un nivel increíble y ganándose ser all-star por primera vez en su carrera. Jeff Teague sigue creciendo año a año y ya se le puede encuadrar entre los mejores bases de la liga. La racha triplista de Kyle Korver ha sido de lo más llamativo de un equipo poco atractivo, que sin embargo es el único en la conferencia Este que puede presumir de estar en playoffs por séptima temporada consecutiva.

  • MINNESOTA TIMBERWOLVES (40-42): Los Wolves completan una década sin pisar los playoffs. Este año no han tenido la excusa de las lesiones, Kevin Love y Ricky Rubio han estado a su máximo nivel, y el resto del quinteto también (Corey Brewer, Nikola Pekovic y Kevin Martin), el banquillo ha aportado lo suyo, han jugado con un estilo rápido y divertido, con algunas victorias de mucho mérito, pero su gran lacra ha sido la defensa. Su mal balance y baja intensidad defensiva es la pieza que ha faltado a los Timberwolves para completar el puzzle de los playoffs. Pero hay que reconocer su buen trabajo de esta temporada, y estar en torno al 50% durante toda la temporada en la dura conferencia Oeste es de valorar. Si es grueso de la plantilla se mantiene unido y trabajan en los defectos de este año, los Wolves pueden dar la sorpresa el año que viene.



BIEN:


  • CHARLOTTE BOBCATS (43-39): Al Jefferson, el nombre propio de esta temporada en Charlotte. Big Al ha cambiado el destino de esta franquicia, y aunque sea un poco precipitado, creo que puede decirse que es el jugador más importante en la historia de los Bobcats. Tras ser el patito feo de la liga las dos últimas temporadas, este año jugarán la postemporada por segunda vez en su historia. Mucho mérito también para Kemba Walker, que con un pívot de calidad a su lado ha podido desplegar mejor que nunca sus condiciones como base. A partir de ahí, Steve Clifford ha dotado de identidad a este equipo y ha sacado lo mejor de jugadores de nivel medio como McRoberts, Henderson o Kidd-Gilchrist. Ahora les toca disfrutar de los playoffs y seguir por esta línea de trabajo de cara a un futuro que pinta bastante ilusionante.

  • BROOKLYN NETS (44-38): En verano aspiraban al anillo, a los dos meses de competición parecía que se iban a dar uno de los mayores batacazos de la historia, pero al final reaccionaron a tiempo y aseguraron su plaza de playoffs sin mayores problemas. Jason Kidd ha terminado optando por utilizar una plantilla amplia en la que todos se han sentido importantes sin conceder privilegios a las estrellas. Mason Plumlee ha sido una agradable sorpresa, sobretodo después de la lesión de Brook Lopez y del bajo rendimiento de Garnett. Alan Anderson y Mirza Teletovic han respondido genial a la confiaza de Kidd. La llegada de Marcus Thornton también ha sentado muy bien, mientras que Joe Johnson, Paul Pierce y Deron Williams se encargan de liderar y decidir en los momentos calientes. Un equipo equilibrado que ha ido claramente de menos a más y que será muy peligroso en los playoffs.

  • MEMPHIS GRIZZLIES (50-32)Su temporada tiene dos partes bien diferenciadas, sin Marc Gasol y con Marc Gasol. El pívot español ha sido el factor clave para los de Tenesse. Mientras estuvo lesionado, el equipo lo pasó muy mal y estuvo alejado de los playoffs, con su recuperación, llegó también la recuperación del equipo y de su gran nivel defensivo que le trajo los éxitos el año pasado. Zach Randolph se reencontró con su pareja de baile ideal y Mike Conley tuvo muchas más facilidades para repartir juego. Finalmente, y en extremis han conseguido entrar en playoffs, pero teniendo en cuenta que el año pasado fueron finalistas de Conferencia, la temporada de los Grizzlies sabe a poco.

  • PHOENIX SUNS (48-34): Una de las historias más bonitas de esta temporada. Un equipo al que todos daban como uno de los peores ha tenido en jaque a toda la conferencia Oeste. Durante tres cuartos de temporada estuvo en el Top5 del Oeste, al final se han desinflado, pero su gran esfuerzo e ilusión ha sido admirable. El esloveno Goran Dragic ha hecho la temporada de su vida y junto a Bledsoe han formado el backcourt más veloz de la liga. Los gemelos Morris, el explosivo Gerald Green, el veterano Channing Frye o el sorprendente Miles Plumlee, todos jugadores de segunda fila que han sorprendido a propios y extraños con su rendimiento. Y mención especial también a Jeff Hornacek, un entrenador debutante que ha hecho un trabajo inmenso con un grupo de jugadores jóvenes, pero con mucho desparpajo. Los Suns nos han divertido a todos y las pilas están cargadas de energía e ilusión para lo que pueda venir en los próximos años.

  • DALLAS MAVERICKS (49-33): Rick Carlisle tenía el complicado reto de encajar a 9 jugadores nuevos en un equipo que no podía permitirse el lujo de faltar de nuevo a los playoffs. Pero teniendo al gran Dirk Nowitzki todo es mucho más fácil. El alemán ha estado bien físicamente y ha agrandado su leyenda superando varios registros históricos. Monta Ellis ha encontrado la seriedad y el equilibrio que necesitaba jugando al lado de Jose Calderón, un Calde que ha asumido a la perfección su nuevo rol de tirador renunciando a llevar el control total de las jugadas como hacía en Toronto. Otro ex-de los Raptors, Vince Carter ha rejuvenecido y el resto de la plantilla ha trabajado unida y remando en la misma dirección. Todo ello ha llevado a que el equipo haya sido regular y constante dentro de sus posibilidades moviéndose entren la 7ª y 9ª posición del Oeste durante toda la temporada. Los Mavs vuelven a los playoffs.

  • GOLDEN STATE WARRIORS (51-31): Se esperaba mucho del equipo que más nos divirtió la temporada pasada, y aunque no ha sido tan espectacular, tampoco se puede hablar de decepción. Es su temporada con más victorias desde 1994 y se han consolidado entre los mejores del Oeste. Stephen Curry sigue siendo un lujo para la vista, Thompson sigue enchufando triples como churros, Lee y Bogut son una de las parejas interiores más versátiles y la incorporación de Andre Iguodala ha dado un plus defensivo muy necesario para el equipo. La inexperiencia y la relajación en algunas fases de la temporada han evitado que estuvieran más arriba en la clasificación. Los Warriors pueden dar muchos sustos en playoffs y tienen el futuro asegurado para los próximos años.


NOTABLE:


  • WASHINGTON WIZARDS (44-38): Tras cinco años vagando por el desierto, por fin los Wizards vuelven a la acción. Los directivos lanzaron un órdago en verano renovando a John Wall por el máximo permitido, dándole toda la confianza y responsabilidad, y vaya si ha respondido con creces. Wall ha rendido a nivel all-star haciendo la mejore temporada de su vida, acompañado en el juego exterior por un gran Bradley Beal, ambos aseguran un futuro muy prometedor para el equipo capitalino. La pareja interior Nene-Gortat ha funcionado mejor de lo que cualquiera podríamos haber pensado, y Ariza en el puesto de alero también ha dado un paso adelante. Un quinteto muy sólido y un banquillo reforzado durante el periodo de traspasos que hacen de ésta la mejor temporada de los Wizards desde hace ocho años.

  • CHICAGO BULLS (48-34): Otro año más, los Bulls han dado una lección de garra y coraje. Derrick Rose solo aguantó 10 partidos y Luol Deng fue traspasado antes de la fecha límite. Con una plantilla corta dirigida magistralmente por Thibodeau, los de Chicago han luchado como nadie y un gran final de temporada les han colocado entre los cuatro mejores del Este y sin duda darán mucha guerra en playoffs. Joakim Noah puede ser elegido mejor center de la liga, gracias a su exhibición de triples-dobles y asistencias. Taj Gibson podría ser nombrado mejor sexto hombre y el resto de jugadores han aportado mucho dentro de sus posibilidades. Los Bulls no se rinden y luchan contra cualquier adversidad.

  • TORONTO RAPTORS (48-34): Segunda vez en la historia de la franquicia canadiense que logran el título de división, y además lo han hecho liderándola de principio a fin y logrando el récord de victorias en la historia de la franquicia. El traspaso de Rudy Gay a cambio de varios jugadores de los Kings equilibraron una plantilla en la que todos los jugadores están muy implicados, y unos suplen las carencias de otro. Se respira un gran ambiente en un vestuario que tiene las ideas muy claras, unas ideas inculcadas por Dwane Casey, que aspira a entrenador del año. DeMar DeRozan ha sido el primer all-star de los Raptors desde Chris Bosh y Kyle Lowry también podría haber recibido este reconocimiento por su temporadón. Valanciunas y Ross evolucionan a ritmo vertiginoso y la afición ha disfrutado como nunca de su equipo. Una temporada regular plagada de éxitos y un equipo que tiene ante sí un reto muy ilusionante, superar una ronda de playoffs por segunda vez en su historia.

  • PORTLAND TRAIL BLAZERS (54-28): Temporadón del equipo de Oregón, el equipo revelación durante la primera mitad de temporada, cuando estuvieron liderando la conferencia Oeste durante una gran parte del curso. Al final se han venido un poco abajo, pero es que era demasiado lo que estaban consiguiendo. Su quinteto titular (Lillard, Mattews, Batum, Aldridge, Lopez) ha llevado practicamente todo el peso, que es lo que ha querido Terry Stotts, y al igual que el año pasado, cuando han tenido que tirar de banquillo les ha costado bastante sacar sus partidos adelante, aunque han mejorado en este aspecto con respecto al año pasado. Con Lillard mejor incluso que el año pasado y con Aldridge jugando casi a nivel MVP, los Blazers se han convertido en una de las potencias del Oeste, ahora tienen la oportunidad de superar una ronda de playoffs por primera vez desde 2000.


SOBRESALIENTE:


  • HOUSTON ROCKETS (54-28): El año pasado James Harden revolucionó la ciudad, y este con la llegada de Dwight Howard, los Rockets han confirmado que son una potencia en el Oeste. Howard se ha centrado y sin tener todos los focos encima de él, como le ocurría en Los Angeles, ha rendido mucho mejor. Harden se ha convertido en el mejor escolta de la liga, y encima jugadores como Terrence Jones y Patrick Beverley han incrementado considerablemente su rendimiento. Los Rockets tenían todos los ingredientes para hacer una gran temporada y no han defraudado.

  • MIAMI HEAT (54-28): Los todopoderosos Heat se han tomado su asalto al tercer título consecutivo con más calma que los años anteriores. Spoelstra ha rotado mucho a sus jugadores y ha dosificado especialmente a Wade. Han hecho la peor temporada regular desde que se unió el big-three, sin embargo, LeBron James ha estado tan intratable como siempre y aunque parezca mentira ha vuelto a mejorar sus increíbles números, a Wade le ha sentado muy bien el descanso y ha estado más fiable y efectivo que nunca y Bosh siempre ha estado ahí cuando se le ha necesitado. El resto de la plantilla es muy profunda, equilibrada y experimentada y ha sido de gran ayuda durante la temporada regular. Miami Heat sigue siendo el principal favorito al título, pero este año parecen más vulnerables o quizás algo confiados.

  • INDIANA PACERS (56-26): La mejor temporada de la última década en Indiana. Han terminado con la hegemonía de los Heat en el Este en temporada regular y ahora buscarán su gran objetivo, hacerlo también en playoffs. Su flojo final de temporada, debido en parte a la relajación por el gran colchón que tenía, ha ensuciado un poco lo que podía haber sido una temporada histórica para la franquicia. Siguen manteniendo su identidad defensiva, pero han tenido bastantes problemas en ataque durante algunas fases de la temporada. Paul George ha subido un escalón más en su estatus, Lance Stephenson ha sido el jugador con más triple-dobles de la liga, Hibbert apunta a jugador defensivo del año y el resto del quinteto también ha aportado cuando ha hecho falta. Los refuerzos del banquillo no lo han hecho nada mal, sobretodo Scola y también hay que destacar la marcha de Danny Granger tras 8 años en el equipo. Llega la hora de la verdad para un equipo que ha luchado mucho por estar entre los máximos aspirantes al título.

  • LOS ANGELES CLIPPERS (57-25): Como ha cambiado la historia en 3 años en Los Angeles. Los Clippers son ahora el equipo de moda, el de los famosos, el de las estrellas, el que todos quieren ver, mientras que los Lakers son el patito feo y el hazmereir de la ciudad. Por segundo año seguido, los Clippers han batido el récord de victorias conseguidas en la historia de la franquicia. Han sido el equipo más anotador, el más divertido, el que ha puesto el espectáculo a la liga. Los mates, los alleyoops, las canastas increíbles han sido la tónica dominante en la temporada angelina. A Blake Griffin se le puede considerar el tercer mejor jugador de la liga, DeAndre Jordan es un monstruo en la pintura infranqueable, Jamal Crawford revoluciona los partidos y Chris Paul pone orden y concierto en toda esta locura. Y si encima tenemos a uno de los mejores entrenadores de la última década (Doc Rivers) pues las expectativas se disparan. Lob City está de moda y van a por todas.

  • OKLAHOMA CITY THUNDER (59-23): Otro temporadón más de los Thunder, por cuarto año seguido han ganado el título de su división con mucha solvencia. Sin duda, un nombre propio, Kevin Durant, un Durant que salvo sorpresa recibirá su primer MVP y no es para menos. Su temporada ha estado plagada de increíbles rachas y ha roto multitud de registros históricos. Su mes de febrero fue uno de los mejores de la historia reciente y su racha de partidos seguidos metiendo 25 o más puntos también es digno de recordar. El mejor anotador del mundo ha liderado a su equipo que tuvo que sobreponerse durante mucho tiempo a la baja de su otra estrella, Russell Westbrook. El base ha estado fuera casi media temporada, pero cuando ha estado sano, ha demostrado que su presencia sigue siendo crucial. Ibaka sigue ampliando su repertorio de juego, y el resto de la plantilla en la que se mezclan mucha juventud y mucha veteranía ha sido un firme sostén para este conjunto. Ahora empieza otra oportunidad para un equipo con muchísima hambre de anillo.


MATRÍCULA DE HONOR:



  • SAN ANTONIO SPURS (62-20): Ya no nos quedan elogios para este equipo. Han vuelto a ser los mejores utilizando la misma base de los últimos 15 años. Popovich y Duncan van camino de ser la pareja más exitosa de la historia de la NBA. El equipo que más asistencias reparte, que mejor juega, con mejor química y con mejor todo. Duncan, Parker, Ginobili, Leonard, Belinelli y hasta el jugador más secundario, todos encajan y funcionan a la perfección en esta plantilla. Esta será la 17ª temporada seguida que los Spurs jueguen los playoffs, en todas ellas han estado por encima del 60% de victorias y desde que llegaran a la NBA en 1976, San Antonio Spurs ha alcanzado las 55 victorias 17 veces, solo los Lakers lo han logrado más veces (20). Lograron una racha de 18 victorias seguidas, la mejor de la temporada y la mejor racha en la historia de la franquicia. Además han conseguido 30 victorias fuera de casa, algo que solo ocurrió otras 12 veces en la historia de la NBA. Pues eso, otra exitosa temporada en San Antonio, un equipo incombustible que busca ese anillo que cierre uno de los ciclos más dorados de la NBA.

Leer más...
Ir al inicio

15/4/2014

Factores positivos/negativos (semana del 8/4 a 14/4)

FACTORES POSITIVOS:




 MONTA ELLIS: Ha hecho una gran temporada y en estos últimos partidos decisivos para Dallas ha dado un arreón final que ha sido clave para que los Mavs aseguren su plaza en playoffs. Ha sido elegido jugador de la semana gracias a sus 25.7 puntos (51.6% TC) y 4.7 asistencias por partido, pero sobretodo por sus 37 puntos (15/23 TC) en el trascendental partido contra Phoenix Suns.

 TORONTO RAPTORS: Han ganado 9 de los últimos 11 partidos y están a una sola victoria de conquistar la 3ª plaza del Este. Ayer contra los Bucks celebraron la conquista del título de división por segunda vez en la historia de la franquicia canadiense y además lograron la victoria número 48 de la temporada, otro récord para la historia de Toronto.

 STEPHEN CURRY: Curry siempre juega bien y nos divierte de lo lindo, pero es que últimamente ha estado especialmente bien. El viernes firmó un gran triple-doble (30 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias) y en los últimos cinco partidos ha promediado 32.8 puntos (54.2% TC), 10.8 asistencias y 3 robos por partido.






FACTORES NEGATIVOS:



 NEW YORK KNICKS: Seguimos hablando de los Knicks, porque como hemos comentado antes, esta semana se ha certificado un secreto a voces, y es que no jugarán los playoffs. Carmelo Anthony no jugarán las eliminatorias por el título por primera vez en su carrera. Un equipo que aspiraba a todo a comienzos de la temporada y que ha completado uno de los fracasos más rotundos de los últimos tiempos.

 PLAYOFFS ESTE VS OESTE: Es una pena que los Suns con 47 victorias se queden fuera de playoffs, mientras que los Knicks han tenido opciones hasta hace unos días con tan solo 35. La diferencias entre conferencias ha sido exagerada esta temporada y aunque no es culpa de nadie, hace que la competición esté un poco desnivelada y condiciona bastante el futuro de franquicias como Denver, Minnesota o Phoenix que de jugar en el otro lado del país podrían aspirar a grandes éxitos mientras que se ahora estarán pendientes de la lotería del draft.

 ROY HIBBERT: El gigante de los Pacers que aspira a mejor defensor del año está atravesando una crisis de juego muy importante, especialmente de cara al aro. Hibbert firmó un estrepitoso 0/9 en tiros el domingo contra los Thunder, y en sus últimos 11 partidos no ha alcanzado los 8 rebotes. En sus últimos 3 partidos promedia la ridiculez de 2.5 puntos (2/21 TC) y 3.5 rebotes. Llegan los playoffs y Hibbert debe ser ese jugador fundamental para Indiana que siempre ha sido en los momentos importantes.
Leer más...
Ir al inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir