31 oct. 2013

Miami Heat vs Philadelphia 76ers: El debut soñado de Michael Carter-Williams




La pasada jornada de la NBA (la segunda de esta nueva temporada) nos dejaba el partido que muchos calificarían de el "mejor" contra el "peor" equipo de la liga este año.

Los Heat llegaban a este partido tras vencer el primer día de competición (de una manera convincente) a los Chicago Bulls de un Rose no muy acertado en el tiro.
Miami afrontaba su segundo día consecutivo de partido con la ausencia de Wade (decisión técnica para cuidar sus rodillas) y una rotación de plantilla para no no acumular minutos tan tempranamente.

Por lo contrario los Sixers debutaban esta temporada y lo hacían en casa con el incentivo de hacerlo ante los vigentes campeones.
Philadelphia, un equipo movido (aparentemente) por una propuesta de "tanking" para hacerse con altos picks para futuros draft y conseguir así los mejores jugadores para formar una plantilla con opciones a la larga.
Este año han prescindido de su jugador estrella, Jrue Holiday (All-Star la pasada temporada) firmando a jugadores prometedores como son Nerlens Noel y Michael Carter-Williams (del que ahora hablaremos más despacio).

  • Primer cuarto: 


Comenzaba el encuentro (aparentemente fácil para los campeones) pero no de la manera que Miami Heat esperaba. Ya en la primera jugada Carter-Williams roba el balón y anota la primera canasta del encuentro, pero la cosa no se quedo ahí. Los Heat estaban muy erráticos, y el rookie muy acertado en robarles la bola.
MCW, Evan Turner y Spencer Hawes anotaban casi todo lo que lanzaban y los Heat no encontraban el camino para abrir el marcador.
De esta manera el parcial fue de 0-19 a favor del equipo local antes de que LeBron James anotase la primera canasta para los suyos.
Los Sixers seguían acertados y Miami empezó a carburar, aun así el marcador del primer cuarto fue de 14-33

  • Segundo cuarto: 


Miami despertó en el segundo cuarto de la mano de un buen Norris Cole secundado por un buen Rashard Lewis. El banquillo de los Heat aportaba puntos al marcador, y Philadelphia empezaba a bajar su porcentaje de aciertos. 
La mejor noticia de los Sixers era que Michael Carter-Williams seguía dando un recital, robando balones, asistiendo, anotando y capturando algún que otro rebote. 

Todo esto no sirvió para que la diferencia se estrechase hasta un 49-51 final con el que terminaba, así, la primera mitad del partido
El parcial de este cuarto fue de 35-18 para el equipo de Florida. 

  • Tercer cuarto: 


Comenzaba el tercer cuarto casi como acabó, con Evan Turner anotando, y demostrando un gran nivel, Hawes y Carter-Williams seguían manteniendo (junto con el) al equipo en el partido.
Pero el campeón había despertado, y las estrellas llegaron al rescate.

LeBron James, liderando al equipo, anotaba y asistía poniendo así a su equipo por delante faltando aun 8 minutos para el final de cuarto.
Apareció también Chris Bosh, la segunda gran estrella de estos Heat (ante la ausencia de Wade) y Mario Chalmers, llegando a poner 8 arriba al equipo.

En los minutos finales Ray Allen se unió a la fiesta metiendo cuatro triples, tres de ellos en 40 segundos (uno de ellos sobre la bocina desde medio campo)

  • Cuarto cuarto:


Tras un 45-34 de parcial en el cuarto anterior, Miami lideraba el partido por nueve puntos de diferencia.

Comenzaba el ultimo cuarto y todo estaba por decidir, los Heat no conseguían despegarse y los Sixers apretaban.
Las canastas de un fantástico Turner y las asistencias de Michael Carter-Williams empujaban al equipo y conseguían ponerse de nuevo por delante, a falta de dos minutos del final.

Miami no anotaba y tenían que cometer falta para llevar a los jugadores de los 76ers a la linea de tiros libres. Lejos de toda presión MCW anoto dos tiros libres esenciales para cerrar el partido.


Terminó el partido, y saltó la sorpresa. ¡Los Sixers ganaban! El "peor" le mojaba la oreja al "mejor".

Miami Heat tropezaba en su segundo encuentro y se dejaba así su primer punto en contra de la temporada (1-1).
Es pronto para sacar conclusiones, los Heat quisieron probar rotaciones, y no les resultaron efectivas. Pero no hay que quitar merito al muy serio partido que jugaron (sobre todo) Spencer Hawes (24 puntos, 9 rebotes), Evan Turner (26 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) y sobre todo un grandísimo Michael Carter-Williams que en su debut hizo unos números de 22 puntos, 7 rebotes, 12 asistencias y 9 robos rozando el cuádruple-doble. 

Sin duda una gran hazaña por parte del Rookie de Massachusetts que apunta maneras para ser un gran base del futuro de este deporte, pero sobre todo para ser uno de los serios candidatos a llevarse el ROY (rookie of the year).
Si esto es lo que ha hecho en su primer partido, ¿hasta donde puede llegar este chico? 





Leer más...
Ir al inicio

30 oct. 2013

Previa 2013-14: Refuerzo del Oeste y resurgir del Este




Faltan apenas unas horas para que empiece el espectáculo, la magia, aquello que hace que muchos de nosotros perdamos horas de sueño por ver a nuestros jugadores favoritos. ¡Vuelve la NBA!.

Y vuelve con unos precedentes que aún después de 4 meses todos los aficionados a este deporte seguimos recordando. Estoy hablando como no de la que ha sido una de las mejores finales de los últimos tiempos, la que enfrentó a Miami Heat contra San Antonio Spurs resolviéndose en un séptimo partido (20 Junio 2013) a favor del equipo de Florida, que partirá esta temporada de nuevo como vigente campeón.

La temporada en general nos dejó una serie de grandes sorpresas y grandes noticias (buenas y malas) de equipos a los que nadie tenia en cuenta.
Como por ejemplo puede ser la gran temporada de los Golden State Warriors liderados por el talentoso Stephen Curry que logró batir el récord de triples anotados en una temporada (272); la mejor temporada en la historia de la franquicia Memphis Grizzlies, llegando a finales de conferencia dejando en el camino a rivales como L.A. Clippers y Oklahoma City Thunder; la desastrosa temporada de L.A. Lakers llena de lesiones o la "casi" sorpresa de unos Pacers (muy bien definidos) que llevaron hasta el séptimo partido a Miami Heat en la final de la conferencia Este.

La temporada fue larga y nos dejó un montón más de detalles, pero quizá lo más cuestionable fue el pobre nivel de los equipos de la Conferencia Este en comparación de los de la Oeste.
Un claro ejemplo de ello es la clasificación de Milwaukee Bucks para disputar los Playoffs, en la octava posición, obteniendo un récord negativo de victorias en RS (38-44).
Teniendo en cuenta también que los New York Knicks no acabaron de convencer, la fatiga acumulada de los Chicago Bulls y unos Boston Celtics de capa caída dejaban a al Conferencia Oeste muy por encima (a excepción de Miami Heat e Indiana Pacers).

Pero todo esto ha cambiado, esta es una nueva temporada. Los equipos del Oeste se han reforzado (algunos de lo lindo) y los del Este quieren resurgir y demostrar que son la mejor conferencia.
Tras todo esto muchas son las preguntas que rondan la cabeza de gran parte de los aficionados:

¿Cuáles son esos equipos? ¿Qué podemos esperar de ellos? ¿Qué jugador asumirá el liderazgo? ¿Hasta dónde llegarán?

Con este articulo vamos a intentar resolverlas todas, analizando los equipos que van a dar seguro mucha guerra esta temporada, y los jugadores clave para ello.

  • Conferencia Oeste 
Comenzamos con la conferencia que mejor nivel tuvo el año pasado, (que como mínimo se espera que mantengan este año) la Oeste. Nombrándola la de "los refuerzos" nos referimos a que los equipos buscan (de algún modo) mejorar lo que hicieron la pasada temporada añadiendo algunas piezas a sus plantillas de las que no disponían.


Houston Rockets: 

La franquicia cuya última mejor época fue aquella en la que el dúo Yao Ming - Trace McGrady hacían de las suyas y desquiciaban a sus rivales (2004-2010) ha sido una de las que posiblemente más se ha reforzado este verano.
Tras la llegada de James Harden para convertirse en el jugador franquicia de este equipo, y los buenos tiradores exteriores que el equipo posee, (Chandler Parsons, Jeremy Lin son ejemplo de ello) probablemente de lo que más estaban necesitados en Houston fuera de un buen Pivot que les diese algo más de rendimiento que Asik así como garantías en sus aspiraciones al anillo.

Es por ello que este verano no han escatimado en gastos y se han hecho con uno de los mejores Centers de la liga firmandolo por 4 años y un total de 88.000.000 de dólares.

No hablamos de otro que de Dwight Howard que debido al descontento mutuo entre L.A. Lakers y él no dudó en hacer las maletas (rechazando un contrato que implicaba más dinero) para irse a un equipo con posibilidades de llevarse el campeonato.
Esta pareja (Harden-Howard) es una de las que más asusta para esta temporada, y seguro que una de las que más darán que hablar.


Dallas Mavericks: 

Otro equipo que se ha reforzado extremadamente bien son los Mavericks de Dirk Nowitzki, que tras alzarse con el titulo de campeón en la temporada 2010-11, caer eliminados la temporada siguiente en primera ronda de Playoffs por un contundente 4-0 y ni tan siquiera clasificarse esta última temporada para ellos, asume esta temporada con una plantilla que ilusiona a los aficionados de Dallas.
Y es que además de la base de este equipo (Nowitzki, Marion, Carter) se suman esta temporada los fichajes más que acertados de José Manuel Calderón y Monta Ellis, además de la incorporación de Samuel Dalembert en el puesto de Pivot.

El que fuera MVP de las finales el año que ganaron el título, Dirk Nowitzki afirma estar muy contento con la incorporación del base español, y asegura que con él en pista el equipo jugara mejor. Sin duda este equipo debería llegar como mínimo a Playoffs, y pueden dar más de una sorpresa. 


Golden State Warriors: 

Los chicos del "Estado Dorado" ya sorprendieron a todos la pasada temporada pasando por encima a unos Denver Nuggets que clasificaron como tercer mejor equipo de esta conferencia en temporada regular, liderados por un grandísimo Stephen Curry que (pese a la mala pata de sus lesiones en los tobillos) se destapó como uno de los mejores bases de la NBA y uno de los mejores tiradores desde la línea de tres puntos.
El equipo mezclaba juventud (Curry, Thompson, Barnes) con veterania (Bogut, Lee) y un banquillo con muchas ganas.
Esta temporada se encomiendan a que su buen nivel siga creciendo y a que Andrew Bogut corte su mala racha de lesiones. Además cuentan con una de las mejores incorporaciones posibles, y que puede darle mucho juego a estos Warriors.

Hablamos de André Iguodala, un hombre que ha sido All-Star e internacional con la selección de Estados Unidos. Sin duda, unido a todo el potencial que los Golden State poseen, este equipo pinta como (por qué no decirlo) serio aspirante a el título.


L.A. Clippers: 

La mayor preocupación de este equipo al principio de verano era si su base estrella Chris Paul renovaría su contrato con el equipo angelino o probaría suerte como agente libre en el mercado.
Finalmente hubo acuerdo, y la pieza fundamental de este equipo decidió quedarse tras ofrecersele un contrato por cinco temporadas y 107 millones de dolares que el jugador acepto.

Además de Paul, también cuentan con Blake Griffin y DeAndre Jordan (sin duda uno de los mejores juegos interiores de la liga) pero se echaban en falta hombres de recambio, gente que se encargase de aportar desde el banquillo.
Es por eso que este verano se han movido, y han llegado jugadores como Antawn Jamison, Darren Collison y JJ Redick, hombres (podemos decir) de garantías. Pero quizás el fichaje más valioso de estos Clippers es el que ha tenido lugar en su banquillo. La incorporación de Doc Rivers es una de las grandes esperanzas para este equipo, si sabe encajar las piezas puede hacer un equipo campeón.

Sin duda estos Clippers se han reforzado bien y son mejores que el año pasado, pero todo pasa por las manos de Chris Paul y sus ganas de hacer jugar a este equipo. Equipo muy a tener en cuenta.


New Orleans Pelicans:

Tras la marcha de Chris Paul, los Pelicans (antes Hornets) han pasado desapercibidos. La pasada temporada fueron uno de los equipos con peor récord en RS en la conferencia Oeste, pese a tener al que fuera numero uno del draft, el prometedor Anthony Davis.
El equipo rindió a un muy bajo nivel, y era apreciable que necesitaban caras nuevas para su roster.

De esta manera se han movilizado este verano, y además de los buenos jugadores con los que ya contaban (el propio Davis, Austin Rivers y sobre todo Eric Gordon) y ante el aparente "tanking" de los Sixers han logrado hacerse con un gran base como es Jrue Holiday que sin duda sera una de las claves de este equipo. También llegaron Anthony Morrow y otro gran fichaje (que proviene de los Sacramento Kings) Tyreke Evans entre otros.

Una gran plantilla que apunta a Playoffs tras su gran pretemporada y como candidato a jugador que más a mejorado a un Anthony Davis que de momento está en plan estelar.


Esto es lo más destacable de esta conferencia, ya que, Oklahoma City Thunder se ha movilizado poco y apuesta por la pareja Durant-Westbrook (cuando vuelva de la lesión) y sus jóvenes promesas; San Antonio Spurs mantiene la base que los llevó la pasada temporada a las finales frente a Miami e incorpora a Marco Bellinelli como nombre con mas fuerza; L.A. Lakers en espera de la recuperación de Kobe y el verano del 2014 y unos Minnesota Timberwolves que esperan que el triangulo Rubio-Martin-Love los llevan hasta Playoffs (si las lesiones de este último se lo permiten).


  • Conferencia Este 

La conferencia que más ha crecido este año, la que "resurge" de sus cenizas para superar el nivel de la conferencia Oeste (o al menos igualarlo). Recordemos que en esta conferencia tenemos a los actuales bicampeones de la NBA y que sin duda quieren conseguir su tercer titulo de manera consecutiva. Aunque sin duda no se lo pondrán nada fácil.


Brooklyn Nets:

Es el equipo que ha roto definitivamente el mercado. El propietario ruso del equipo (Mikhail Prokhorov) ha tirado la casa por la ventana, y a golpe de talonario ha logrado formar un equipo para ganar el anillo en un corto periodo de tiempo. 
A las estrellas con las que ya contaba el equipo (Deron Williams, Brook Lopez y Joe Johnson) se unen dos nombres muy sonados Kevin Garnett y Paul Pierce que se van de unos Celtics con aparente pensamiento de "tanking". A todo este cúmulo de grandes jugadores se les unen Jason Terry y Andrei Kirilenko, lo que los convierte sin duda en un plantel que sólo con verlo da miedo a cualquier rival. 
Veremos como gestiona el equipo su nuevo entrenador (rookie en los banquillos) Jason Kidd, recientemente retirado como jugador profesional. Este equipo no tiene margen de error, sus aspiraciones son ser campeones. 


New York Knicks: 

Tras quedarse cortos de gas la pasada temporada, los Knicks de "Melo" se han reforzado de lo lindo con hombres de la talla de Andrea Bargnani, Metta World Peace y Beno Udrih
Además han firmado al rookie Tim Hardaway Jr. dejando una plantilla más que equilibrada con dos jugadores en cada posición y más con la renovación muy importante de Iman Shumpert por un año más. 

Carmelo logró el titulo de máximo anotador de la temporada regular el año pasado con 28,7 puntos por partido. Sin duda una de las claves va a ser que siga con ese nivel de acierto y aportación para su equipo, debe ser un equipo que dé guerra y se lo ponga difícil a sus mayores rivales. 


Washington Wizards: 

Equipo que cuenta como principal artillero con John Wall (número uno del draft de 2010) que acabó la temporada a un grandísimo nivel, que aún así, no sirvió para clasificarse para disputar los Playoffs.
Esta pretemporada han dado un paso adelante y han demostrado estar preparados para asaltar los posiciones mas altas.
Y es que cuentan con una muy buena plantilla en la que destaca la pareja Wall-Beal (una de las mejores de la liga) creando peligro desde el perímetro.
Jugadores muy importantes también son Trevor Ariza, Martell Webster y Nene Hilario que junto a los fichajes de Al Harrington, Eric Maynor y el rookie Otto Porter Jr. colocan a estos Wizards entre los equipos con más posibilidades de Playoffs.

La última hora de este equipo es el reciente fichaje de Marcin Gortat en el intercambio con los Suns que incluía (entre otros) a Emeka Okafor.



Chicago Bulls:

Uno de los más serios aspirantes a quitarle el título este año a los Heat. Y no por lo que llega nuevo esta temporada, ya que han contratado a los rookies Tony Snell y Eric Murphy y su fichaje más sonado es Mike Dunleavy. Siendo este último un gran tirador desde el perímetro y que puede dar mucho de sí, si Thibodeau consigue exprimirlo bien.
Pero estos Bulls siguen con la base del año pasado pero cuentan con la gran noticia de que su jugador franquicia, su MVP, Derrick Rose está de vuelta

Sin duda todas sus aspiraciones por el campeonato pasan por las manos de Rose, si él está bien, el equipo aspira a todo. Y hay que decir que no solo esta bien, sino que está a un nivel superior del que estaba antes de su lesión.
Aspirantes al anillo y a que su base estrella le vuelva a robar el MVP a LeBron.


Indiana Pacers: 

El equipo que ya sorprendió a todo el mundo por su gran compenetración que los llevó hasta el séptimo partido de las finales de conferencia ante los Heat.
Equipo que el año pasado contaba con las carencias de no tener un banquillo a la altura y que esta temporada han mejorada de una manera convincente.
Al quinteto titular formado por Hill-Stephenson-George-West-Hibbert hay que sumarle la incorporación de C.J. Watson, Chris Copeland y Luis Scola (fichaje con más nombre).
También hay que sumarle la participación de una Danny Granger de nuevo lesionado, que volverá aproximadamente en el mes de Diciembre.

Este equipo comandado por su jugador estrella Paul George (que recientemente ha renovado su contrato con la franquicia) aspira a ser campeón de la conferencia Este y llegar a "The Finals" dejando por el camino a todo el que se le cruce.



Detroit Pistons: 

La temporada pasada contaba con un equipo que no acababa de convencer a pesar de tener uno de los mejores juegos interiores con Drummond y Monroe. Con la marcha de Calderon a Dallas el equipo necesitaba un nuevo base para dirigir a su equipo, y no ha sido otro que Brandon Jennings.
Además tienen la vuelta de Chauncey Billups y el flamante fichaje de Josh Smith (que ya gana partidos para los de Detroit).

Apuntan alto estos Pistons, si nada se lo impide volverán a disputar los Playoffs, cuentan con equipo para ello y mucho más.


Cleveland Cavaliers:

Con Kyrie Irving, Tristan Thompson, Anderson Varejao, Dion Waiters y Alonzo Gee ya contaban con un equipo más que competente pero no acababan de encajar las piezas para el equipo.
En el Draft disputado este año sorprendieron con la elección de Anthony Bennett, siendo así este el número uno del draft esta temporada.
Esta rindiendo a gran nivel en pretemporada y aprovechará los minutos que tenga, (apunta muy buen jugador).
Se han hecho con los servicios de Jarrett Jack procedente de Golden State Warriors, Earl Clark de L.A. Lakers y el fichaje más sonado, el de Andrew Bynum (que es una incógnita si volverá para jugar o vendrá para nada).
No tienen nada que envidiar a otros equipos y este puede ser su gran primer año de la era post-LeBron.



No ha habido mención para los actuales campeones (Miami Heat) ya que poco cambia en su plantilla este año. Solo la amnistía de un hombre que cumplió su cometido (Mike Miller) y los fichajes para completar la plantilla Michael Beasley y la vuelta de Greg Oden a las canchas.

Sin duda, estos Heat, siguen siendo los grandes favoritos de la gente pero no lo van a tener nada fácil este año, empezando por los equipos de su propia conferencia.

Muchos equipos que quieren ser campeones, y que no van a ceder ni un solo palmo de terreno; jugadores que quieren demostrar quiénes son; toda una temporada por delante.

Todo dicho, esto está a punto de comenzar. La cuenta atrás llega a su fin. ¿Se lo van a perder?
Leer más...
Ir al inicio

26 oct. 2013

Rose is back




Día 28 de Abril del año 2012; este fue el día en el que los aficionados al baloncesto, y en especial los de la franquicia de Chicago Bulls, vimos como su gran estrella Derrick Rose decía adiós a la temporada  (lo que quedaba de ella) tras sufrir una lesión de ligamento cruzado anterior en el partido de primera ronda de los Playoffs frente a Philadelphia 76ers.
Esto hizo que todas las expectativas que había puestas en que los Bulls se hicieran con el anillo se vieran truncadas perdiendo en esta primera ronda por un claro 4-2, dando los Sixers la gran sorpresa. En Mayo se dio a conocer que la lesión de Rose lo mantendría apartado de los terrenos de juego entre 8 y 12 meses, llevándose la franquicia y sus seguidores un tremendo golpe.

El jugador franquicia, el que fuera MVP la temporada anterior pasando por encima de rivales como LeBron James, el hombre que lideró la temporada pasada a su equipo para acabar con un récord de 62-20 en RS, estaba fuera y se perdería toda la temporada o como muchos optimistas pensaban llegaría para disputar los Playoffs (si su equipo se clasificaba).

Comenzó la temporada 2012-13, Rose seguía su recuperación y los Chicago Bulls tenían que arreglárselas para suplir la baja del base de Illinois con lo que tenían (que no era poco).
Después de una durísima temporada y de que hombres como Luol Deng, Jimmy Butler, Joakim Noah, Carlos Boozer y Nate Robinson (entre otros) dieran un paso adelante y se confirmaron como un gran equipo, los Chicago Bulls se clasificaron para disputar los Playoffs en la quinta posición de la conferencia Este con un balance de 45-37 y se enfrentarían en primera ronda a unos Brooklyn Nets apriori favoritos.

Las lesiones hicieron acto de presencia causadas por el desgaste físico por una temporada muy larga para Chicago, pese a eso ganaron en el séptimo partido a los Nets y pasaron a segunda ronda donde les esperaban los vigentes campeones Miami Heat.
Era de admirar como jugadores lesionados se dejaban todo en el campo tirando de casta, como fue el caso de Noah (fascitis plantar) o Nate Robinson vomitando en los tiempos muertos. Fue entonces cuando los aficionados recuperaron la esperanza, cuando en un partido de la serie Rose apareció en el calentamiento de su equipo y todo parecía apuntar a que volvería a jugar cuando mas le necesitaban.

Pero no fue así, Rose alego no estar mentalmente preparado al 100% y su equipo perdió por 4-1 poniendo fin de esta manera a su temporada.
Muchos criticaron a el base por esta decisión, por estar aparentemente recuperado y decidir no jugar mientras su equipo se dejaba la piel en la pista. Pero Derrick tenia la cabeza puesta en volver no al 100% sino al 120% y de esta manera poder llevar a su equipo hasta quien sabe donde.

Recordemos Derrick Rose es el único hombre que ha sido capaz quitarle a LeBron un MVP en las cinco ultimas temporadas.
Fue elegido en la primera posición del Draft de 2008 y recogió el testigo de Kevin Durant siendo nombrado "Rookie of the year".
En su segunda temporada fue elegido para jugar el partido de las estrellas (All-Star).
Y se ha convertido en líder más dominante que han tenido los Bulls desde la época de dominio de Michael Jordan.

"D-Rose" como le apodan ha estado trabajando duro este verano para ultimar su recuperación y su vuelta a las pistas. Ha ganado 6 kilos de musculatura durante este largo tiempo de recuperación y todo el mundo esperaba su regreso.

Regreso que se hizo oficial el día 6 de Octubre de este año en partido de pretemporada frente a Indiana Pacers. Rose tardó poco en anotar su primera canasta, y en demostrar que esta totalmente recuperado para alegría de todos sus seguidores y aficionados de la franquicia.
Su gran estado de forma es perfectamente apreciable por cualquier aficionado a este deporte, e incluso como el mismo afirma: "ahora soy más explosivo".
Ha hecho notar su liderazgo y los Chicago Bulls son el único equipo invicto tras esta pretemporada.

Tras esto sobra decir que Rose esta recuperado, que sigue siendo el mismo de antes e incluso que está a un nivel superior. Pintan muy bien estos Bulls y porque no decirlo, son aspirantes a llevarse el anillo y a que su base estrella se haga con el MVP de nuevo.
En tan sólo 4 días vuelve la NBA y el primer escalón hacia el anillo son los actuales campeones Miami Heat.

Señoras y señores esto empieza: ¡ROSE IS BACK!
Leer más...
Ir al inicio

Wizards y Suns acuerdan el traspaso de Gortat


No esperábamos ningún movimiento de mercado a falta de tres días de que empiece la temporada y menos un traspaso de estas características como es la llegada de Marcin Gortat a los Washington Wizards. El traspaso involucra a varios jugadores, además del pívot polaco se marchan a la capital procedentes de Phoenix, Shannon Brown, Malcolm Lee y Kendall Marshall, a cambio los Suns reciben a Emeka Okafor y una primera ronda de 2014 protegida hasta el pick 12.

Los Wizards siguen apostando fuerte para intentar hacer un equipo competitivo que pueda pelear por los playoffs esta misma temporada. Hemos alabado muchas veces su juego exterior formado por John Wall y Bradley Beal, pero su pintura estaba formada por dos pívots veteranos en decadencia como son Okafor y Nene, ahora se refuerzan con un pívot de garantías, que ha demostrado su fiabilidad en sus años en Phoenix donde promedió 11.1 puntos y 8.5 rebotes en la pasada temporada donde tuvo problemas para rendir a su mejor nivel debido a la mala situación del equipo y a sus problemas con las lesiones. Ahora formará pareja con Nene en la pintura, moviendo al brasileño a la posición de 4 donde se siente más cómodo y descargándolo de responsabilidad en ataque. Un backcourt muy explosivo en ataque y un frontcourt muy sólido y experimentado en defensa, esta es la combinación que han creado los Wizards para intentar ganarse un puesto en los playoffs de la Conferencia Este.

Por su parte, a los Suns se le ven muy claras las intenciones. Su atención está puesta en el verano de 2014 y no en esta temporada que está a punto de arrancar. Phoenix tiene hasta 4 elecciones de primera ronda para el próximo draft, la suya, que sin duda será muy alta, y las de Timberwolves, Pacers y la recién adquirida de Wizards, por lo que el equipo de Arizona tendrá mucha presencia en el próximo draft. Además, se hacen con el contrato de Okafor que está en su último año, por lo que liberarán 14.5 mill. $ para tantear el mercado de agentes libres que se presenta muy calentito el próximo verano.

Por lo tanto, creo que los dos equipos salen ganando, ya que consiguen lo que querían, los Wizards siguen reforzando su plantilla de cara a ésta y a las próximas temporadas, y los Suns tienen vía libre para tomar decisiones y formar su nueva plantilla a su antojo, ahora les toca lo más difícil: hacer las elecciones acertadas.
Leer más...
Ir al inicio

24 oct. 2013

El resurgir del Este



Que el nivel de la Conferencia Este el año pasado fue uno de los más bajos que se recuerda no debe ser sorpresa para ningún aficionado a la NBA. Mientras en el Oeste la igualdad era máxima entre Thunder, Spurs, Nuggets, Grizzlies, Clippers e incluso Warriors, en el Este sólo los Heat y los Pacers parecían dar el tipo ante unos Knicks extremadamente dependientes de Carmelo Anthony y sus rachas de tiro, unos Nets cuyo nivel no estuvo a la altura que se esperaba a la hora de la verdad, unos Bulls combativos como nadie pero muy mermados por las lesiones, unos Celtics cada vez más en decadencia debido a la madurez de su plantilla y un largo etcétera de equipos que apenas podían plantar cara a Miami y a su imparable marcha hacia las finales.  La única alegría del año pasado fue Indiana, que liderada por Paul George y Roy Hibbert a punto estuvo de dar un disgusto en la Final de Conferencia a unos Heat que a la postre se proclamarían campeones.

Un claro ejemplo del nivel de esta conferencia el año pasado fue que los Bucks acabaron en el octavo puesto clasificados para Playoffs con el paupérrimo balance de 38 victorias y 44 derrotas. Para poner estas cifras en contexto, los Rockets, octavos de la Conferencia Oeste, acabaron la liga con 45 victorias, mientras que en la temporada 2011/12, en la que debido al "lock out" se jugaron 16 partidos menos, los Sixers acabaron octavos con 36 victorias.

No obstante, todo hace indicar que este pobre nivel no volverá a repetirse este año, pues, salvo contadas excepciones, los franquicias han hecho refuerzos de nivel que les permitirán aspirar a cotas más altas. Cuando se habla de refuerzos en el Este viene a la mente de todos el nombre de Brooklyn, y no sin motivos. Tras el gran traspaso del verano, los Nets se han hecho con una de las plantillas más poderosas de la liga, y pocos se atreven a ponerle techo a su temporada. Aunque todos tenemos en mente el fiasco de los Lakers del año pasado como ejemplo de que grandes nombres no garantizan un gran año, un quinteto formado por Deron Williams, Joe Johnson, Paul Pierce, Kevin Garnett y Brook López parece muy difícil de parar, y si se le suma la aportación desde el banquillo de hombres como Jason Terry o Andrei Kirilenko resulta innegable que estamos ante un claro candidato a la lucha por el anillo.

Pese a todo, este gran traspaso no puede hacernos olvidar otros nombres que han sonado con fuerza este verano pero que seguramente lo harán mucho más esta temporada, y uno de ellos es el de Detroit Pistons. Los de Michigan ha logrado hacerse con los servicios del ala-pívot Josh Smith, uno de los agentes más codiciados del verano y que ha dado un importante salto de calidad a la plantilla, pero la cosa no ha quedado ahí; Chauncey Billups ha vuelto a la franquicia con la que consiguió el anillo en el año 2004, y hará pareja en el "back court" con Brandon Jennings, junto a quien tratará de devolver a los Pistons a la zona noble de la conferencia. 


Éste último llega procedente de los Milwaukee Bucks, cuya temporada se preveía muy poco prometedora tras la bajas del propio Jennings, Monta Ellis, Mike Dunleavy Jr. y J.J. Reddick, que dejaron la zona exterior de los de Wisconsin prácticamente desierta. Sin embargo, tras muchos movimientos en el verano, los Bucks han conseguido formar un juego exterior bastante interesante con el regreso de Luke Ridnour, Caron Butler y Carlos Delfino, y las incorporaciones de Brandon Knight, que tratará de hacer olvidar la profunda huella que su tocayo dejó en el Bradley Centre, y de Gary Neal y O.J. Mayo, que tratarán de apoyar el crecimiento de las dos figuras interiores de los Bucks: John Henson y Larry Sanders. Aunque lo tendrán mucho más complicado que el año pasado, los de Milwaukee no renuncian a repetir el octavo puesto que les permita estar en los Playoffs.  

Otros que han sabido pescar en río revuelto han sido los Knicks, que en su enésimo intento de poner un anillo en las manos de Carmelo Anthony, o por lo menos convencerle de que se que en el Madison cuando llegue el verano que viene y sea agente libre, han incorporado a la plantilla nombres como Andrea Bargnani, Beno Udrih o Metta World Peace, que tratarán de que la franquicia neoyorquina dé por fin el salto que les permita pelear realmente por estar en las finales. 

Por último cabe destacar la llegada de Greg Oden al vigente campeón, Miami Heat, pues aunque no disputa un partido oficial desde 2009 debido a sus conocidos problemas con las lesiones, conviene recordar que fue elegido en primera posición del Draft de 2007 por los Portland Trail Blazers, por delante de Kevin Durant. Si demuestra en Miami la calidad que llevó a la franquicia de Oregón a escogerlo antes que a la superestrella de los Thunder, a quien muy pocos se atreven a cuestionar como el segundo mejor jugador del mundo tras LeBron James, puede terminar de perfeccionar una plantilla que ya ha demostrado ser casi imbatible las dos pasadas temporadas.

Además de estos fichajes, también será importante echarle un ojo a las jóvenes figuras que se incorporan este año a la liga a través del draft, entre las que destacan tres nombres sobre el resto: Anthony Bennett, Victor Oladipo y Nerlens Noel

Bennett reforzará el juego interior ya de por sí muy poderoso de unos Cavaliers que parecen haber encontrado al fin el proyecto idóneo para resurgir en la época post-LeBron; y es que la confirmación de Kyrie Irving como una de las estrellas indiscutibles de la liga, acompañado en el juego exterior por Dion Waiters, cuya consagración se espera esta temporada tras un gran año de rookie, Jarrett Jack y Alonzo Gee, sitúan el juego exterior de los Cavs como uno de los a tener en cuenta este año. No obstante, su potencial interior es también digno de mención: Andrew Bynum, que tras confirmarse como la decepción de la temporada pasada después de no disputar ni un solo partido con los Sixers, se unirá a Varejao, Thompson y al ya mencionado Bennett, de quien se espera mucho este año, para tratar de demostrar que sigue siendo uno de los mejores centers de la liga y colocar a los de Cleveland como uno de los más firmes candidatos a clasificarse para la postemporada. 

Por otra parte, Oladipo llega para reforzar a unos Magic que, tras tocar fondo el año pasado después de la marcha de Dwight Howard, tratarán de iniciar su resurrección de la mano de Nikola Vucevic, que destacó el año pasado como uno de los jugadores más mejorados, y de Tobias Harris, que tras llegar desde Milwaukee a mitad de la temporada pasada se erigió como el referente ofensivo del equipo. De su mano, los de Florida intentarán sentar los mimbres para volver a ser un equipo competitivo. 

De Noel hay poco que decir: llega a una plantilla totalmente desarbolada con el regalo de Jrue Holliday a los Pelicans, la ya nombrada marcha de Bynum a los Cavaliers, y el traspaso de Nick Young a los Angeles Lakers. El joven pívot, si al final juega algún partido esta temporada (que es posible que no lo haga), tendrá galones desde el primer momento, pero difícilmente su calidad pueda levantar a un equipo hecho para perder y pescar una buena posición en el Draft de 2014. Antes de pasar al siguiente apartado, un último nombre del Draft en quien no me voy a detener: Giannis Antetokounmpo, un base de 2,06 dará que hablar.


No obstante, no todo son fichajes en este verano en la NBA. Si la temporada pasada estuvo marcada por las lesiones, muchas de ellas secuelas del exigente calendario del año anterior consecuencia del "lock out", este es el año de los regresos, y hablar de regreso en NBA es hablar de Derrick Rose. Quién no se preguntó el año pasado al ver cómo los Bulls plantaban cara a Miami con una rotación de prácticamente 6 jugadores, con Nate Robinson vomitando en los tiempos muertos, y jugadores con molestias físicas que no podían renunciar a jugar debido a la plaga de lesionados de gravedad. ¿Hasta dónde habrían llegado los de Chicago con Derrick Rose en cancha y con el equipo al 100%? Ha llegado la hora de conocer la respuesta, porque el base de Illinois ha vuelto a su mejor nivel, y está demostrando con sus recitales en la pretemporada que puede liderar a estos Bulls hasta lo más alto. Si Luol Deng y Joakim Noah mantienen el nivel al que se vieron obligados a jugar el año pasado ante la ausencia de su estrella, su alianza con él puede ser incontenible.

Sin embargo, el de Rose no será el único gran regreso a la alta competición, pues, aunque el excelso nivel de Paul George haya hecho que apenas se le haya echado en falta en Indiana, Danny Granger también está de vuelta para ayudar a los Pacers a mantenerse como el segundo equipo de la Conferencia Este. Si el alero asume que ya no es la estrella de la plantilla, como lo era en el momento de su lesión, y ocupa sin problemas el puesto de actor secundario de Paul George, la franquicia de Indianápolis va a ver su nivel considerablemente aumentado. Si ya estuvieron cerca de derrotar a Miami el año pasado, ¿podrán hacerlo este año con la aportación de Granger?

Para terminar, me gustaría hacer referencia a un equipo al que, pese a que no cuenta con ningún refuerzo estratosférico ni la recuperación de estrellas lesionadas, creo que le espera un temporada bastante interesante, y no es otro que los Washington Wizards, centrándome en dos nombres a los que es imposible no hacer alusión cuando se habla del equipo de la capital: John Wall y Bradley Beal. Estos dos jugadores forman seguramente la pareja exterior con más potencial y capacidad de crecimiento de la liga (con permiso de Stephen Curry y Klay Thompson), y si los Wizards son capaces de rodearlos de una plantilla competitiva, van a llevar muchas alegrías a Washington en los próximos años. Quizás no sea este el año definitivo de su consagración como pareja a tener en cuenta, pero si nadie los separa, van a dar mucho que hablar en los próximos años.

Las cartas están ya puestas sobre la mesa en la Conferencia Este, es ahora el momento de ver si las grandes planificaciones hechas durante la pretemporada pueden cumplir su cometido o si, por el contrario, pasan a la larga lista de decepciones que el deporte no para de mostrarnos. Quedan 82 partidos por delante para comprobarlo. Esto empieza.

Leer más...
Ir al inicio

23 oct. 2013

Los Nuevos Pelicans



Los Hornets ya son oficialmente los Pelicans, pero en Nueva Orleans han cambiado muchas cosas a parte del nombre.

El empresario Tom Benson, esta intentando hacer que el equipo vuelva a jugar los “Playoffs”, y para ello este verano ha hecho unos cuantos traspasos para incorporar a su “roster” jugadores jovenes, con talento y muy prometedores para rodear a Anthony Davis con la compañía que se merece.

Anthony Davis sin duda, es la estrella de este equipo. Aunque su temporada rookie no fue la mejor, este verano ha trabajado mucho en el gimnasio y ha ganado 7 kg en músculo para que no le ganen la partida en la zona. Davis en esta pretemporada ha dejado maravillado a más de uno, ya que ha dado un paso al frente en su juego ofensivo y se ha consolidado como el indiscutible líder de este equipo. Davis tambien ha dejado claro en esta pretemporada que es un gran defensor.

Otro gran jugador del que se espera mucho es Eric Gordon, un jugador que si le respetan las lesiones puede convertirse en uno de los mejores anotadores de la liga, gracias a que su capacidad tanto en el tiro de dos como en el de tres son de un fuera de serie. Tal vez, por sus limitaciones físicas, nunca vaya a ser un jugador capaz de defender a los mejores escoltas, pero tiene potencial como para quizás algún día serlo.

Los Grandes fichajes:

El gran fichaje de los Pelicans este verano ha sido Jrue Holiday, un gran base “All-Star”. Holiday es un jugador muy completo, con un gran juego ofensivo, gran pasador y sólido tirador de tres. En defensa tiene una gran capacidad, ya que puede defender tanto a bases como escoltas y además es una gran ladrón.

Otro gran fichaje es Tyreke Evans, que tiene la oportunidad de demostrar por qué fue elegido rookie del año en 2010. Evans es un buen atleta y uno de los mejores jugadores de la NBA atacando el aro. Además tiene el tamaño, la fuerza y la agilidad necesarias para ser uno de los mejores defensores en el perímetro de la liga.

Si a estos jugadores nuevos, más los ya mencionados, les sumamos a Ryan Anderson, Al-Farouq Aminu Austin Rivers o Anthony Morrow, los Pelicans en mi opinión tienen un gran equipo capaz de de llegar a “Playoffs”, pero hay que tener paciencia, porque todavía son un grupo joven con mucho margen de mejora.

Leer más...
Ir al inicio

22 oct. 2013

Kevin Durant: La batalla por el MVP



Se antoja muy complicado pensar que en la época en la que LeBron “King” James está demostrando todo su poderío alguien pueda destronarlo, alguien pueda echarle el guante a estos Miami Heat aparentemente imparables y logre privarles de ser el primer equipo en ganar tres campeonatos seguidos desde que lo consiguieran, (guiados por Phil Jackson) L.A. Lakers (2000-01-02) .

Pero vamos a lo que realmente importa, ¿Qué es realmente el MVP? ¿Qué implica serlo? ¿Ganará su tercer MVP consecutivo LeBron? El MVP (Most Valuable Player) es el título que se otorga al jugador más valioso de la temporada regular. Esto quiere decir el jugador que ha sido más determinante y el que más ha dominado para llevar a su equipo a una buena posición en la clasificación de la temporada.
El hecho de lograr este premio casi siempre implica que el jugador sea el líder del equipo, que sea el jugador determinante en los momentos claves y a la larga sea el que guíe a su equipo para conseguir alzarse con el anillo de campeón esa temporada. 

La lista de jugadores que se han hecho con este título es larga y en ella aparecen algunos nombres conocidos por todo el mundo como son: Kareem Abdul-Jabbar (6 MVP), Michael Jordán y Bill Russell (5 MVP), Larry Bird y Magic Johnson (3 MVP) entre otros.

Actualmente LeBron James a sus 28 años ya tiene 4 MVP en su haber y muchos apuestan a que esta temporada conseguirá su quinto título y tercero consecutivo pero, (y aquí vamos con lo realmente importante) ¿tendrá tan fácil hacerse de nuevo con el MVP?
 
Lo cierto es que hay una larga lista de hombres dispuestos a impedírselo, hombres con mucho nombre y peso suficiente como para hacerlo.

Es el caso de Derrick Rose, nada más y nada menos que el único jugador que ha conseguido arrebatarle un titulo de MVP de la temporada a James en el último lustro. El jugador de los Bulls elegido por este mismo equipo en la primera posición del Draft de 2008 explotó realmente en la temporada 2010-11 donde promediando 25 puntos; 7,7 asistencias y 4,1 rebotes por partido llevó a los de Chicago a lograr el mejor balance de la temporada regular (62-20) y por tanto a conseguir su único título (hasta la fecha) de MVP. En los Playoffs de la temporada siguiente (2011-12) Rose sufrió una lesión que lo ha mantenido apartado de los terrenos de juego hasta el inicio de esta pretemporada. Más de un año y medio sin jugar hasta que el 6 de Octubre de este año 2013 volvió para disputar un partido contra Indiana Pacers dejando muy buenas sensaciones. Está recuperado, de eso no hay duda, y según aseguró con estas palabras: “Me siento más explosivo”. Por tanto es un claro candidato para volver a destronar a “The King”

Otro que podría arrebatárselo es Carmelo Anthony, el jugador de los New York Knicks, que ya dio muestras de poder hacerlo la temporada pasada donde se llevó el título de máximo anotador de la temporada regular promediando 28,7 puntos por partido. Sin duda uno de los grandes cañoneros de esta liga que en el mes de Abril logró anotar 50, 40 y 41 de manera consecutiva antes los equipos de Miami Heat, Atlanta Hawks y Milwaukee Bucks. Pese a esto no fue capaz de quitarle a LeBron el MVP. Aun así esta temporada “Melo” volverá a dar guerra y será otro de los grandes candidatos a llevarse el premio.

Chris Paul es otro de los llamados a hacerse con el título, el jugador más conocido como “CP3” es reconocido como uno de los mejores bases de la NBA actual (está entre los tres mejores en mi opinión). Elegido Rookie del año en la temporada 2005-06, es el hombre que maneja el timón de Los Ángeles Clippers repartiendo casi 10 asistencias por partido la temporada pasada y siendo nombrado el MVP del All-Star celebrado en Houston. Este año sin duda querrá ir a más y no se conformará con el título conseguido en el All-Star si no que irá a por el MVP de la temporada.

Muchos más podrían ser rivales en la carrera por el premio de jugador más valioso de la temporada (Paul George, Indiana Pacers; Kyrie Irving, Cleveland Cavaliers; Stephen Curry, Golden State Warriors o Tim Duncan, San Antonio Spurs) pero siendo sinceros el verdadero peligro, la verdadera amenaza para que LeBron James no consiga su quinto MVP tiene nombre y apellido: Kevin Durant.

El jugador franquicia de Oklahoma City Thunder nacido el 29 de Septiembre de 1988 y nombrado Rookie del año 2007 con el equipo Seattle SuperSonics, promediando 20,3 puntos por partido en su primera temporada, ya dejaba ver de lo que podría ser capaz de hacer en un futuro.

Con el equipo ya trasladado a Oklahoma City, Durant no tardó en empezar a destacar promediando 25,3 puntos y 6,5 rebotes por partido. En la temporada 2009-10 consiguió unos números de 30,1 puntos y 7,6 rebotes por partido, lo que le llevó a hacerse con su primer título de máximo anotador de la temporada y a quedarse muy cerca del título de MVP que se acabaría llevando LeBron.

La temporada pasada peleó hasta el final con Carmelo Anthony para llevarse el título de máximo anotador que finalmente no consiguió (28,1 puntos por partido frente a los 28.7 de “Melo”). A día de hoy no ha conseguido ningún MVP pero sería una locura pensar que no lo lograra con el tiempo, y este puede ser su gran año.

Es el líder de los Thunder, un jugador clave, determinante, aparece en los buenos pero sobre todo en los malos momentos, es decisivo en cualquier partido ante cualquier rival (sin olvidarnos de su gran compañero de juego Russell Westbrook). Puede decirse que si “KD” (como se le conoce) está enchufado, los Thunder tienen medio partido en el bolsillo. Ya comandó a su equipo hacia las finales en la temporada 2011-12 (donde cayeron por 4-1) pero Kevin no es alguien que se conforme con eso, quiere ser el MVP de la temporada, y quiere llevar a su equipo de nuevo a “The Finals” y hacerse con el anillo.

¿Puede pedirse más para ser nombrado mejor jugador de la temporada?

Pues sí, aun hay más. La temporada pasada pese a firmar una de sus mejores temporadas en cuanto a números (28,1 puntos; 7,9 rebotes; 4,6 asistencias; 51% TC; 41,6% T3P; 90,5% TL) en playoffs, ante la baja de Westbrook asumió aun más responsabilidad y mejoró sus números de la temporada regular (30,8 puntos; 9 rebotes; 6,3 asistencias) eso sí, bajando el porcentaje de acierto debido al mayor número de tiros intentados. 
 
Es un jugador en continua mejoría, si un año crees que no puede crecer más llega el siguiente y rompe todos los límites. Es como ya he dicho, un líder, tiene el potencial suficiente para conseguir llevar a su equipo donde él quiera y superar a cualquier rival que se ponga en medio.

Está haciendo una pretemporada de escándalo, teniendo los minutos de juego contados para llegar fresco al inicio de la temporada ante Utah Jazz el día 31 de Octubre (fecha debut OKC) aun así sentenció a unos Denver Nuggets que vienen de hacer una buena temporada con 36 puntos en tan sólo 23 minutos de juego.

Este es Kevin Durant (en mi opinión) el gran rival de LeBron James para hacerse con el título de MVP, desde luego tiene todo lo necesario para serlo.

El reloj está corriendo, la marcha atrás para el comienzo de la temporada está llegando a su fin. Sólo 7 días para lo que tanto llevamos esperando.

La NBA vuelve y con ella esta pregunta: ¿Será “The King” James capaz de revalidar su título de jugador más valioso por tercera temporada consecutiva? ¡Hagan sus apuestas!


Adrián Gómez Larios (@AdriGomez_04)


Leer más...
Ir al inicio

Encuesta #5


Lejos queda aquel 21 de junio en el que los Heat de Lebron, Wade y Bosh alzaban el trofeo de campeones de la NBA en el American Airlines Arena de Miami, logrando así el tercer anillo en la historia de los Heat y poníendo punto y final a una de las finales más emocionantes y espectaculares de los últimos años. La espera se ha hecho muy larga, pero ya está aquí la esperada temporada 2013/2014, en apenas una semana el balón volverá al aire y volveremos a disfrutar del mejor baloncesto del planeta. 

Pero hasta entonces, es tiempo de pronósticos, vaticinios y especulaciones, por eso os proponemos participar en esta "porra a lo grande" o macro-encuesta sobre todo lo que puede dar de sí esta temporada, os dejamos nuestra opinión personal y os pedimos que aparte de votar también dejéis vuestros comentarios explicando vuestro punto de vista.



ROBERTO: San Antonio Spurs

FRANCISCO: Indiana Pacers




ROBERTO: Miami Heat

FRANCISCO: Miami Heat




ROBERTO: Los Angeles Clippers

FRANCISCO: Oklahoma City Thunder




ROBERTO: Toronto Raptors

FRANCISCO: Cleveland Cavaliers




ROBERTO: Philadelphia 76ers

FRANCISCO: Utah Jazz




ROBERTO: Kevin Durant

FRANCISCO: Lebron James




ROBERTO: Ben McLemore

FRANCISCO: C.J. McCollum




ROBERTO: Ricky Rubio

FRANCISCO: Dwight Howard

 

ROBERTO: José Calderón

FRANCISCO: Anthony Davis
Leer más...
Ir al inicio

19 oct. 2013

¿Cómo afectaran las lesiones a los Wizards?


No ha empezado la temporada y ya se han producidos dos lesiones de importancia, que debilitan a los Wizards notablemente, sobre todo en el apartado defensivo. Se trata de Emeka Okafor  y  Chris Singleton.
Emeka Okafor, pívot de los wizards y baluarte defensivo, se le ha diagnosticado una hernia discal en el cuello y causara baja indefinida. Los más pesimistas creen que pueda peligrar la temporada. Okafor promedió la pasada campaña 9,7 puntos, 8,8 rebotes y 26,00 minutos por partido en los 79 partidos que jugó, siendo la principal pieza defensiva de los Wizards.
El jugador que tiene más papeletas para suplir la baja de Okafor es Kévin Séraphin. El joven pívot francés de 23 años y 2,06 metros de estatura, en los tres años que lleva en la NBA ha tenido una gran progresión, llegando a promediar la pasada campaña 9,1 puntos, 4,4 rebotes y 21,80 minutos por partido en los 79 partidos que jugo. El pívot francés decidió no disputar el Eurobasket de este verano para poder centrarse en su equipo. Séraphin no llega al nivel de Okafor, pero es un buen proyecto defensivo gracias a su combinación de altura, largo de brazos, fuerza y agilidad. Tendrá que mejorar el rebote defensivo y el porcentaje de tiros cercanos al aro.
Por otro lado Chris Singleton estará entre 6 y 8 semanas de baja, por una fractura en el pie izquierdo, por lo que dice adiós a la pretemporada y se perderá el inicio del campeonato. Con la lesión del alero los de Washington pierden a un jugador que solía entrar en las rotaciones del equipo, promediando la pasas temporada 4,1 puntos, 3,2 rebotes y 16,20 minutos en los 57 partidos que jugó.
A pesar de las lesiones, los Washington Wizards deben luchar por los Play-off, ya no sirven más excusas.
Leer más...
Ir al inicio

16 oct. 2013

OKLAHOMA CITY THUNDER: El camino hacia el anillo




Temporada 2011-12: Los Thunder llegan a The Finals con su “big three” (Durant-Westbrook-Harden) en un estado de forma destacable. A pesar de ello la final se decide por un contundente 4-1 a favor de los Miami Heat, logrando así su primer anillo desde la llegada de LeBron James al equipo de Florida. 

Temporada 2012-13: Tras la marcha de James Harden a Houston se hacen con los servicios de Kevin Martin, un escolta con muy buena proyección traído para ser el sexto hombre de Scott Brooks. Oklahoma logró hacerse con el mejor récord de victorias en la conferencia Oeste en RS (60-22) clasificándose así de nuevo para Playoffs y siendo unos muy serios aspirantes a repetir The Finals. En primera ronda frente a el equipo de su ex-compañero “The beard”, la mala suerte se ceba con Russell Westbrook tras un desafortunado encontronazo con el jugador del equipo texano Patrick Beverley que provocaba la primera lesión en su carrera deportiva. Pese a esto los Rockets no pudieron evitar la derrota por (4-2) y Oklahoma City se clasificó para las semifinales de conferencia contra Memphis Grizzlies, donde la baja de Westbrook y la acumulación de minutos de Durant hicieron que cayesen por un claro (4-1).

Esto nos lleva a la gran pregunta que muchos de los aficionados de la franquicia y en general todo el universo de la NBA se hace: tras la marcha de Kevin Martin a los Minnesota Timberwolves, la recaída de Westbrook de su lesión que le impedirá volver a las pistas hasta al menos el mes de Diciembre, la muy criticada decisión de no amnistiar a Perkins y la no llegada de alguien con nombre para suplir la salida de Martin y aportar puntos desde el banquillo, ¿son estos Thunder aspirantes a hacerse con el título de campeón esta temporada? 
 

A lo que se responde con otra pregunta que despeja cualquier duda sobre ello, ¿es posible que un equipo comandado por Durant y Westbrook no aspire a todo? Cierto es que no han llegado refuerzos que sonaron para el equipo, como fue Mike Miller tras ser amnistiado por Miami Heat y que debido al tope de límite salarial el equipo tiene poco margen de movimiento. Esto junto con los traspasos del ya nombrado Kevin Martin (MIN) y Ronnie Brewer (HOU), los jugadores DeAndre Liggins y Daniel Orton que fueron cortados, y que sumado a los desastrosos Playoffs de Perkins y al miedo de no tener un pívot competente este año, son las mayores preocupaciones de los seguidores de esta franquicia. Pero analizando más detenidamente lo que los Thunder tienen en su plantilla podemos encontrarnos más de una sorpresa.

  • Reggie Jackson: En Playoffs, tras la lesión de Russell, asumió mucha más responsabilidad de la que había tenido en RS con unos números muy destacables como son: 13,9 puntos; 4,9 rebotes; 3,9 asistencias en 33,5 minutos. Se tienen muchas esperanzas en él para esta temporada, será el base titular hasta la vuelta de Westbrook y el llamado sexto hombre cuando este vuelva, será el jugador que dé un paso al frente y explotará todo el potencial del que dispone. Sus números ante los Sixers en el segundo partido de pretemporada lo dicen todo: 29 puntos; 6 rebotes; 8 asistencias, muy cerca del “triple doble”. 

  • Jeremy Lamb: Es un jugador que contó realmente con pocos minutos la temporada pasada tras llegar procedente de Houston Rockets interviniendo en el traspaso de James Harden. Fue toda una sorpresa en la pasada Summer League 2013 de Orlando siendo uno de los punteros del equipo que conquisto el torneo. Está dejando muy buenos detalles en esta pretemporada y será el escolta suplente para esta temporada contando con más minutos y siendo una de las grandes promesas para el futuro de la franquicia.
  • Serge Ibaka: Máximo taponador de la pasada temporada con 3 tapones por partido y uno de los mejores defensores de la liga. Estos datos, sin duda, son conocidos por todos pero a eso hay que sumarle que este verano ha estado trabajando duro y que además de su faceta ya conocida como gran reboteador y sus reconocidos mates, su porcentaje de tiros de dos y tiros de tres ha aumentado. Se le ve con confianza y su acierto es más que notable, como está demostrando en los partidos amistosos. Puede decirse que está preparado para asumir el rol de tercer máximo anotador del equipo.
  • Perry Jones III: Elegido en el puesto 28 del draft de 2012, es un jugador que se presumía iba a ser escogido en posiciones más altas pero debido a una lesión esto se trunco y recaló en el equipo de Oklahoma. Esto hizo que no dispusiera de muchos minutos la pasada temporada, pero en esta pretemporada está rindiendo muy bien en la posición de alero (pese a su proyección como ala-pívot), estando muy fino en el tiro de media-larga distancia. Posiblemente una sorpresa que dé muchas alegrías en el futuro.


Tres jóvenes promesas y un consolidado jugador en continua mejoría que sumados a la aportación de Thabo Sefolosha y Nick Collison, a la veteranía de hombres como Derek Fisher y a la incógnita de si habrá mejoría en el decepcionante Kendrick Perkins que vimos la temporada pasada (pese a rendir notablemente en defensa), son las grandes bazas con las que OKC puede sorprender este año.

Además llegó la incorporación de Ryan Gomes que obtuvo su mejor rendimiento entre las temporadas 2007-2010 cuando militaba en Minnesota Timberwolves y las incorporaciones de los picks 12 y 26 del draft Steven Adams y André Roberson, jugadores que lo están haciendo bien en pretemporada y que pueden aportar mucho.

Con todo esto, más el estado de forma en el que vuelva Westbrook (que esparemos que vaya incluso a más), y un Kevin Durant con una continua mejoría año tras año y que además ya ha demostrado lo gran jugador que es convirtiéndose en el líder consagrado de este equipo, la verdadera pregunta es ¿Por qué no podría ser este el año del primer anillo de Oklahoma City Thunder?
 
Adrián Gómez Larios (@AdriGomez_04)
Leer más...
Ir al inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir