31 oct. 2013

Miami Heat vs Philadelphia 76ers: El debut soñado de Michael Carter-Williams




La pasada jornada de la NBA (la segunda de esta nueva temporada) nos dejaba el partido que muchos calificarían de el "mejor" contra el "peor" equipo de la liga este año.

Los Heat llegaban a este partido tras vencer el primer día de competición (de una manera convincente) a los Chicago Bulls de un Rose no muy acertado en el tiro.
Miami afrontaba su segundo día consecutivo de partido con la ausencia de Wade (decisión técnica para cuidar sus rodillas) y una rotación de plantilla para no no acumular minutos tan tempranamente.

Por lo contrario los Sixers debutaban esta temporada y lo hacían en casa con el incentivo de hacerlo ante los vigentes campeones.
Philadelphia, un equipo movido (aparentemente) por una propuesta de "tanking" para hacerse con altos picks para futuros draft y conseguir así los mejores jugadores para formar una plantilla con opciones a la larga.
Este año han prescindido de su jugador estrella, Jrue Holiday (All-Star la pasada temporada) firmando a jugadores prometedores como son Nerlens Noel y Michael Carter-Williams (del que ahora hablaremos más despacio).

  • Primer cuarto: 


Comenzaba el encuentro (aparentemente fácil para los campeones) pero no de la manera que Miami Heat esperaba. Ya en la primera jugada Carter-Williams roba el balón y anota la primera canasta del encuentro, pero la cosa no se quedo ahí. Los Heat estaban muy erráticos, y el rookie muy acertado en robarles la bola.
MCW, Evan Turner y Spencer Hawes anotaban casi todo lo que lanzaban y los Heat no encontraban el camino para abrir el marcador.
De esta manera el parcial fue de 0-19 a favor del equipo local antes de que LeBron James anotase la primera canasta para los suyos.
Los Sixers seguían acertados y Miami empezó a carburar, aun así el marcador del primer cuarto fue de 14-33

  • Segundo cuarto: 


Miami despertó en el segundo cuarto de la mano de un buen Norris Cole secundado por un buen Rashard Lewis. El banquillo de los Heat aportaba puntos al marcador, y Philadelphia empezaba a bajar su porcentaje de aciertos. 
La mejor noticia de los Sixers era que Michael Carter-Williams seguía dando un recital, robando balones, asistiendo, anotando y capturando algún que otro rebote. 

Todo esto no sirvió para que la diferencia se estrechase hasta un 49-51 final con el que terminaba, así, la primera mitad del partido
El parcial de este cuarto fue de 35-18 para el equipo de Florida. 

  • Tercer cuarto: 


Comenzaba el tercer cuarto casi como acabó, con Evan Turner anotando, y demostrando un gran nivel, Hawes y Carter-Williams seguían manteniendo (junto con el) al equipo en el partido.
Pero el campeón había despertado, y las estrellas llegaron al rescate.

LeBron James, liderando al equipo, anotaba y asistía poniendo así a su equipo por delante faltando aun 8 minutos para el final de cuarto.
Apareció también Chris Bosh, la segunda gran estrella de estos Heat (ante la ausencia de Wade) y Mario Chalmers, llegando a poner 8 arriba al equipo.

En los minutos finales Ray Allen se unió a la fiesta metiendo cuatro triples, tres de ellos en 40 segundos (uno de ellos sobre la bocina desde medio campo)

  • Cuarto cuarto:


Tras un 45-34 de parcial en el cuarto anterior, Miami lideraba el partido por nueve puntos de diferencia.

Comenzaba el ultimo cuarto y todo estaba por decidir, los Heat no conseguían despegarse y los Sixers apretaban.
Las canastas de un fantástico Turner y las asistencias de Michael Carter-Williams empujaban al equipo y conseguían ponerse de nuevo por delante, a falta de dos minutos del final.

Miami no anotaba y tenían que cometer falta para llevar a los jugadores de los 76ers a la linea de tiros libres. Lejos de toda presión MCW anoto dos tiros libres esenciales para cerrar el partido.


Terminó el partido, y saltó la sorpresa. ¡Los Sixers ganaban! El "peor" le mojaba la oreja al "mejor".

Miami Heat tropezaba en su segundo encuentro y se dejaba así su primer punto en contra de la temporada (1-1).
Es pronto para sacar conclusiones, los Heat quisieron probar rotaciones, y no les resultaron efectivas. Pero no hay que quitar merito al muy serio partido que jugaron (sobre todo) Spencer Hawes (24 puntos, 9 rebotes), Evan Turner (26 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) y sobre todo un grandísimo Michael Carter-Williams que en su debut hizo unos números de 22 puntos, 7 rebotes, 12 asistencias y 9 robos rozando el cuádruple-doble. 

Sin duda una gran hazaña por parte del Rookie de Massachusetts que apunta maneras para ser un gran base del futuro de este deporte, pero sobre todo para ser uno de los serios candidatos a llevarse el ROY (rookie of the year).
Si esto es lo que ha hecho en su primer partido, ¿hasta donde puede llegar este chico? 





Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir