24 oct. 2013

El resurgir del Este



Que el nivel de la Conferencia Este el año pasado fue uno de los más bajos que se recuerda no debe ser sorpresa para ningún aficionado a la NBA. Mientras en el Oeste la igualdad era máxima entre Thunder, Spurs, Nuggets, Grizzlies, Clippers e incluso Warriors, en el Este sólo los Heat y los Pacers parecían dar el tipo ante unos Knicks extremadamente dependientes de Carmelo Anthony y sus rachas de tiro, unos Nets cuyo nivel no estuvo a la altura que se esperaba a la hora de la verdad, unos Bulls combativos como nadie pero muy mermados por las lesiones, unos Celtics cada vez más en decadencia debido a la madurez de su plantilla y un largo etcétera de equipos que apenas podían plantar cara a Miami y a su imparable marcha hacia las finales.  La única alegría del año pasado fue Indiana, que liderada por Paul George y Roy Hibbert a punto estuvo de dar un disgusto en la Final de Conferencia a unos Heat que a la postre se proclamarían campeones.

Un claro ejemplo del nivel de esta conferencia el año pasado fue que los Bucks acabaron en el octavo puesto clasificados para Playoffs con el paupérrimo balance de 38 victorias y 44 derrotas. Para poner estas cifras en contexto, los Rockets, octavos de la Conferencia Oeste, acabaron la liga con 45 victorias, mientras que en la temporada 2011/12, en la que debido al "lock out" se jugaron 16 partidos menos, los Sixers acabaron octavos con 36 victorias.

No obstante, todo hace indicar que este pobre nivel no volverá a repetirse este año, pues, salvo contadas excepciones, los franquicias han hecho refuerzos de nivel que les permitirán aspirar a cotas más altas. Cuando se habla de refuerzos en el Este viene a la mente de todos el nombre de Brooklyn, y no sin motivos. Tras el gran traspaso del verano, los Nets se han hecho con una de las plantillas más poderosas de la liga, y pocos se atreven a ponerle techo a su temporada. Aunque todos tenemos en mente el fiasco de los Lakers del año pasado como ejemplo de que grandes nombres no garantizan un gran año, un quinteto formado por Deron Williams, Joe Johnson, Paul Pierce, Kevin Garnett y Brook López parece muy difícil de parar, y si se le suma la aportación desde el banquillo de hombres como Jason Terry o Andrei Kirilenko resulta innegable que estamos ante un claro candidato a la lucha por el anillo.

Pese a todo, este gran traspaso no puede hacernos olvidar otros nombres que han sonado con fuerza este verano pero que seguramente lo harán mucho más esta temporada, y uno de ellos es el de Detroit Pistons. Los de Michigan ha logrado hacerse con los servicios del ala-pívot Josh Smith, uno de los agentes más codiciados del verano y que ha dado un importante salto de calidad a la plantilla, pero la cosa no ha quedado ahí; Chauncey Billups ha vuelto a la franquicia con la que consiguió el anillo en el año 2004, y hará pareja en el "back court" con Brandon Jennings, junto a quien tratará de devolver a los Pistons a la zona noble de la conferencia. 


Éste último llega procedente de los Milwaukee Bucks, cuya temporada se preveía muy poco prometedora tras la bajas del propio Jennings, Monta Ellis, Mike Dunleavy Jr. y J.J. Reddick, que dejaron la zona exterior de los de Wisconsin prácticamente desierta. Sin embargo, tras muchos movimientos en el verano, los Bucks han conseguido formar un juego exterior bastante interesante con el regreso de Luke Ridnour, Caron Butler y Carlos Delfino, y las incorporaciones de Brandon Knight, que tratará de hacer olvidar la profunda huella que su tocayo dejó en el Bradley Centre, y de Gary Neal y O.J. Mayo, que tratarán de apoyar el crecimiento de las dos figuras interiores de los Bucks: John Henson y Larry Sanders. Aunque lo tendrán mucho más complicado que el año pasado, los de Milwaukee no renuncian a repetir el octavo puesto que les permita estar en los Playoffs.  

Otros que han sabido pescar en río revuelto han sido los Knicks, que en su enésimo intento de poner un anillo en las manos de Carmelo Anthony, o por lo menos convencerle de que se que en el Madison cuando llegue el verano que viene y sea agente libre, han incorporado a la plantilla nombres como Andrea Bargnani, Beno Udrih o Metta World Peace, que tratarán de que la franquicia neoyorquina dé por fin el salto que les permita pelear realmente por estar en las finales. 

Por último cabe destacar la llegada de Greg Oden al vigente campeón, Miami Heat, pues aunque no disputa un partido oficial desde 2009 debido a sus conocidos problemas con las lesiones, conviene recordar que fue elegido en primera posición del Draft de 2007 por los Portland Trail Blazers, por delante de Kevin Durant. Si demuestra en Miami la calidad que llevó a la franquicia de Oregón a escogerlo antes que a la superestrella de los Thunder, a quien muy pocos se atreven a cuestionar como el segundo mejor jugador del mundo tras LeBron James, puede terminar de perfeccionar una plantilla que ya ha demostrado ser casi imbatible las dos pasadas temporadas.

Además de estos fichajes, también será importante echarle un ojo a las jóvenes figuras que se incorporan este año a la liga a través del draft, entre las que destacan tres nombres sobre el resto: Anthony Bennett, Victor Oladipo y Nerlens Noel

Bennett reforzará el juego interior ya de por sí muy poderoso de unos Cavaliers que parecen haber encontrado al fin el proyecto idóneo para resurgir en la época post-LeBron; y es que la confirmación de Kyrie Irving como una de las estrellas indiscutibles de la liga, acompañado en el juego exterior por Dion Waiters, cuya consagración se espera esta temporada tras un gran año de rookie, Jarrett Jack y Alonzo Gee, sitúan el juego exterior de los Cavs como uno de los a tener en cuenta este año. No obstante, su potencial interior es también digno de mención: Andrew Bynum, que tras confirmarse como la decepción de la temporada pasada después de no disputar ni un solo partido con los Sixers, se unirá a Varejao, Thompson y al ya mencionado Bennett, de quien se espera mucho este año, para tratar de demostrar que sigue siendo uno de los mejores centers de la liga y colocar a los de Cleveland como uno de los más firmes candidatos a clasificarse para la postemporada. 

Por otra parte, Oladipo llega para reforzar a unos Magic que, tras tocar fondo el año pasado después de la marcha de Dwight Howard, tratarán de iniciar su resurrección de la mano de Nikola Vucevic, que destacó el año pasado como uno de los jugadores más mejorados, y de Tobias Harris, que tras llegar desde Milwaukee a mitad de la temporada pasada se erigió como el referente ofensivo del equipo. De su mano, los de Florida intentarán sentar los mimbres para volver a ser un equipo competitivo. 

De Noel hay poco que decir: llega a una plantilla totalmente desarbolada con el regalo de Jrue Holliday a los Pelicans, la ya nombrada marcha de Bynum a los Cavaliers, y el traspaso de Nick Young a los Angeles Lakers. El joven pívot, si al final juega algún partido esta temporada (que es posible que no lo haga), tendrá galones desde el primer momento, pero difícilmente su calidad pueda levantar a un equipo hecho para perder y pescar una buena posición en el Draft de 2014. Antes de pasar al siguiente apartado, un último nombre del Draft en quien no me voy a detener: Giannis Antetokounmpo, un base de 2,06 dará que hablar.


No obstante, no todo son fichajes en este verano en la NBA. Si la temporada pasada estuvo marcada por las lesiones, muchas de ellas secuelas del exigente calendario del año anterior consecuencia del "lock out", este es el año de los regresos, y hablar de regreso en NBA es hablar de Derrick Rose. Quién no se preguntó el año pasado al ver cómo los Bulls plantaban cara a Miami con una rotación de prácticamente 6 jugadores, con Nate Robinson vomitando en los tiempos muertos, y jugadores con molestias físicas que no podían renunciar a jugar debido a la plaga de lesionados de gravedad. ¿Hasta dónde habrían llegado los de Chicago con Derrick Rose en cancha y con el equipo al 100%? Ha llegado la hora de conocer la respuesta, porque el base de Illinois ha vuelto a su mejor nivel, y está demostrando con sus recitales en la pretemporada que puede liderar a estos Bulls hasta lo más alto. Si Luol Deng y Joakim Noah mantienen el nivel al que se vieron obligados a jugar el año pasado ante la ausencia de su estrella, su alianza con él puede ser incontenible.

Sin embargo, el de Rose no será el único gran regreso a la alta competición, pues, aunque el excelso nivel de Paul George haya hecho que apenas se le haya echado en falta en Indiana, Danny Granger también está de vuelta para ayudar a los Pacers a mantenerse como el segundo equipo de la Conferencia Este. Si el alero asume que ya no es la estrella de la plantilla, como lo era en el momento de su lesión, y ocupa sin problemas el puesto de actor secundario de Paul George, la franquicia de Indianápolis va a ver su nivel considerablemente aumentado. Si ya estuvieron cerca de derrotar a Miami el año pasado, ¿podrán hacerlo este año con la aportación de Granger?

Para terminar, me gustaría hacer referencia a un equipo al que, pese a que no cuenta con ningún refuerzo estratosférico ni la recuperación de estrellas lesionadas, creo que le espera un temporada bastante interesante, y no es otro que los Washington Wizards, centrándome en dos nombres a los que es imposible no hacer alusión cuando se habla del equipo de la capital: John Wall y Bradley Beal. Estos dos jugadores forman seguramente la pareja exterior con más potencial y capacidad de crecimiento de la liga (con permiso de Stephen Curry y Klay Thompson), y si los Wizards son capaces de rodearlos de una plantilla competitiva, van a llevar muchas alegrías a Washington en los próximos años. Quizás no sea este el año definitivo de su consagración como pareja a tener en cuenta, pero si nadie los separa, van a dar mucho que hablar en los próximos años.

Las cartas están ya puestas sobre la mesa en la Conferencia Este, es ahora el momento de ver si las grandes planificaciones hechas durante la pretemporada pueden cumplir su cometido o si, por el contrario, pasan a la larga lista de decepciones que el deporte no para de mostrarnos. Quedan 82 partidos por delante para comprobarlo. Esto empieza.

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir