13 nov. 2013

Boston Celtics, una nueva era



Atrás queda ya el mega-traspaso que se produjo este verano entre los Celtics y los Nets, ese traspaso que hizo que los Celtics perdieran totalmente el rumbo. Ahora a la franquicia de Massachusettsle toca mirar hacia delante, pero... ¿que armas tiene para competir?

El comienzo de la temporada no ha hecho más que corroborar lo que se pensaba: los Celtics tienen un equipo muy pobre. Obviamente la franquicia tiene puesta la vista en el draft del año que viene y en la agencia libre del próximo verano, pero aún así los Celtics son los Celtics. Después de cuatro derrotas consecutivas, los de Boston llevan cuatro victorias seguidas, y en esos cuatro partidos han pasado de ser el peor equipo en puntos anotados por partido a ser el número 20, y de ser el segundo que más puntos recibe a ser el séptimo. Entonces... ¿hay algo que haga pensar que los Celtics puedan conseguir, al menos, un record aceptable?  Vamos a resumir los factores que pueden influir en este aspecto.

El tanking
Probablemente nadie pueda estar en desacuerdo conmigo si digo que los Celtics no van a ganar el anillo este año. Por tanto, si esa opción no existe, lo más sensato para una plantilla en reconstrucción es perder a propósito para conseguir una buena elección en el draft. Pero... ¿de verdad son capaces los Celtics de dejarse perder? Todos sabemos que la franquicia de Boston representa algo que el tanking echaría por tierra, y es su espíritu de lucha. ¿Cuántas veces se ha dado por muertos a los Celtics y estos han respondido consiguiendo algo inimaginable? Es cierto que dos grandes representantes de ese espíritu han dejado la franquicia este verano, pero han conseguido contagiar a jugadores como Rajon Rondo, Jeff Green o hasta Brandon Bass. Por todo esto hay razones para que la franquicia pueda tomar un rumbo o otro. Solo el tiempo nos dirá qué camino escogerán, pero por lo pronto Danny Ainge ha declarado que ni mucho menos van a seguir esa senda.

Pues bien, en el caso en el que los Celtics decidieran no hacer "tanking", ¿qué tienen para poder ser un rival importante? 

Rajon Rondo: para empezar tienen a uno de los, para mi, tres mejores bases de la liga y uno de los diez mejores jugadores de la NBA. La estrella de este equipo aún se está recuperando de su lesión, pero su vuelta está (en principio) próxima. Sin duda mejoraría los aspectos tan negativos que hemos mencionado al principio, y es que para empezar, el año pasado fue el máximo asistente en temporada regular, además de ser uno de los mejores defensores de la NBA, con lo que seguro que la media de puntos encajados disminuiría. Para dejar claro que este jugador es determinante solo hay que echar un vistazo a sus números de la temporada pasada: 13.7 puntos, 11.1 asistencias, 5.6 rebotes y 1.8 robos. Y esos son números que sin ninguna duda si vuelve al 100% va a mejorar, ya que sería la primera opción en ataque.

Jeff Green: uno de los jugadores clave para el futuro de la franquicia. Da pena verlo en una cancha, y es que su tranquilidad, y por qué no decirlo, su "cuajo" es contagiable (contagiable sobre todo cuando estás viendo un partido a las 3 de la mañana y te resistes por no dormirte). Pero aún así, para mi es un jugadorazo, y cuando su rabia hace aparición es un jugador imparable. Sus condiciones atléticas combinadas con su altura y su tiro hacen de él un alero completísimo. Si dejara de ser un jugador intermitente y consiguiera ser más regular estaríamos hablando de uno de los mejores aleros de toda la liga, la cuestión es ¿lo conseguirá?

Faverani: ha ido de menos a más, y es que llegó un poco por la puerta de atrás. Ha comenzado bastante bien y los rankings de rookies lo colocan en el top 10 actualmente. 5.9 puntos y 5.3 rebotes son sus promedios en ocho partidos.

Olynyk: representa el caso contrario a Faverani, ya que ha ido de más a menos. Después de una gran summer league, sus promedios en pretemporada bajaron y su comienzo de temporada ha sido bastante malo para lo que se esperaba de él. Ha promediado 8.2 puntos y 4.4 rebotes en los cinco primeros partidos (con porcentajes en tiros de campo y balones perdidos bastante malos), pero en los últimos tres partidos ha salido de titular y sus promedios han subido, y su defensa y balones perdidos han mejorado, por lo que parece que poco a poco está recuperando sensaciones.

Brandon Bass: un jugador que no destaca en nada pero lo hace todo bien. No es una estrella pero su aportación al equipo es clave. 12.3 puntos y 4.8 rebotes lo demuestran.

Avery Bradley: está en sus primeras temporadas en la NBA, pero ya ha demostrado que defensivamente es un gran jugador y ofensivamente suele aportar bastante. Sus promedios hasta ahora son de 13.3 puntos, 3.9 rebotes y 1.8 robos.

Jared Sullinger, Courtney Lee y Jordan Crawford: jugadores totalmente de rotación. El primero deja destellos de su calidad, pero su peso es un gran lastre para él. El segundo solo ha jugado un partido en toda la temporada, y el tercero es el que mejor está jugando, ya que está aportando bastante como base con la baja de Rondo (11.3 puntos y 4.3 asistencias).

Wallace, Humphries, Bogans y Brooks: los nuevos. Sin duda tienen un pie más fuera que dentro y es que sus contratos no dejan lugar a dudas. Solo Gerald Wallace ha conseguido tener importancia en esta plantilla, y por ello es el jugador que con mayor probabilidad saldrá del equipo en un traspaso (por que es el único que a algún equipo le puede interesar y por que no acabaría contrato este verano).

Phil Pressey: hay poco que decir del rookie, ya que apenas promedia 10 minutos por partido y su responsabilidad en la cancha es mínima, aunque los minutos que disputa los hace con bastante intensidad, por lo que como jugador de rotación cumple. 

A falta de algún traspaso, ¿es esto suficiente para clasificarse para playoffs y no caer de forma contundente en primera ronda? En mi opinión la vuelta de Rondo va a ser totalmente determinante, y es que si vuelve pronto y vuelve bien físicamente los Celtics podrían hacer un gran papel esta temporada. Además, será importante ver la progresión de jugadores como Olynyk, Faverani y Bradley, y como no, como he dicho anteriormente, la aportación de un Jeff Green que desde ya tiene que cambiar de mentalidad y ser más agresivo en la pista. Si todos estos factores se dan, puede ser que finalmente los Celtics hagan que esta temporada de transición no sea un aburrimiento para todos sus aficionados.
Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir