17 mar. 2013

Crónica del Game of the Night: Memphis Grizzlies-Utah Jazz (16/03/2013)


Utah comenzó el partido con los problemas en ataque que viene arrastrando en los últimos partidos, y si encima tienes enfrente a la mejor defensa de la liga, esto se traduce en que los Jazz no consiguieron la primera canasta hasta pasados más de 4 minutos (9-3). Con este pobre ritmo anotador, Memphis se sentía muy cómodo y podía controlar el partido centrándose en su buena defensa y en atacar con tranquilidad como a ellos les gusta. En este entorno el que más destacaba era Zach Randolph con 11 puntos y 3 rebotes. Empujados por su público en defensa y dirigidos en ataque por Mo Williams los Jazz consiguieron un parcial de 2-11 que los ponía por delante en el marcador para finalizar el cuarto 21-22.

En el segundo cuarto los ataques seguian muy espesos, conseguir canastas fáciles era misión imposible, además los jugadores estaban desacertados lo que nos dejaba un discreto marcador de 29-30 a mediados de este cuarto. Por fin, los equipos se olvidaron un poco del basket-control y empezaron a soltarse en ataque y a correr, de este intercambio de canastas y juego rápido salió beneficiado Utah que consiguió una pequeña ventaja de 6 puntos (33-39). Memphis sabía que esto no es lo que le convenía y volvió a ralentizar el partido y de la mano de Randolph, que consiguió 15 puntos y 5 rebotes al descanso, terminaron el cuarto arriba en el marcador 50-45.

Tras el paso por los vestuarios, el guión del partido apenas varió, ritmo bajo, poco acierto y muchos tiros libres, en definitiva un partido poco vistoso. Con todo esto lo que predominaba era la igualdad, 55-57 a falta de 5 minutos para acabar el cuarto. Los jugadores exteriores de Jazz por fin se liberaron de sus ataduras y gracias a las canastas de Foye, Mo Williams y Hayward, Utah consiguió una máxima ventaja de 12 puntos (55-67). La inoperancia ofensiva de los Grizzlies era ya preocupante, y es que en todo el tercer cuarto tan solo anotaron 2 canastas en juego con un acierto del 13.3%. Al período definitivo se llegaba con 59-69.

Todo apuntaba a que en el último cuarto las defensas iban a ser todavía más duras, y el que quisiera conseguir una canasta iba a tener que sudar mucho. Y así fue, las canastas caían con cuenta gotas y lo más interesante que sucedía en el partido es que a Marc se le salió la zapatilla y con ella en la mano la usó para intentar robar la pelota a Jefferson. Bromas aparte, se llegaba a los minutos decisivos con mucha igualdad, y si el partido no nos había dejado ni mucho menos un gran espectáculo, por lo menos nos iba a dejar un final emocionante. A falta de 6 minutos Utah lideraba 73-75. Utah conseguía distanciarse puntito a puntito con los tiros libres, Memphis confirmaba su nefasto día en ataque y un triple de Hayward ponían a los Jazz 11 arriba a falta de 3 minutos (76-87). 8 puntos seguidos de un icreíble Bayless pusieron a Memphis a 3 puntos (84-87) a falta de 1 minuto, y los aficionados de los Jazz se temían lo peor, pero Utah defendió a muerte y curiosamente Bayless terminó perdiendo la bola. En la siguiente jugada Hayward anotó el triple que cerró el partido y dio la victoria a Utah por 84-90.

Con esta victoria Utah sigue muy vivo en la pelea por entrar en playoffs, pero si juegan como en este partido dudo mucho que consigan el objetivo. Por su parte, Memphis mostró su peor cara y realizó uno de sus peores partidos esta temporada.

El MVP del partido se lo vamos a dar a Gordon Hayward que en su primera titularidad desde Noviembre resultó decisivo para la victoria local con 17 puntos (3/6 T3), 8 rebotes y 3 asistencias. En Memphis gran partido de Jarred Bayless que saliendo desde el banquillo formó una gran pareja de bases junto a Conley y consiguió 24 puntos (9/14 TC)
Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir