20 mar. 2013

Dallas Mavericks: el fin de un efímero dominio



En la actualidad Dallas Mavericks se encuentran 10º en la Conferencia Oeste y a falta de 15 partidos, luchan desesperadamente por alcanzar alguno de los puestos que dan derechos a disputar los playoffs. ¿Recordáis lo que consiguió este equipo hace menos de 2 años? Algo que ahora parece impensable, fueron campeones de la NBA.

El domingo 12 de junio de 2011, los Mavs vencieron en el sexto partido de la final de la NBA en Miami y escribieron la página más dorada de su historia consiguiendo su primer título de la NBA. Las carreras de veteranos jugadores como Dirk Nowitzki, Jason Kidd, o Jason Terry por fin cobraban sentido con la obtención de su primer y único anillo.

Desde aquel mágico momento, la trayectoria de Dallas solo ha ido cuesta abajo. Para empezar encaraban la temporada post-anillo, sin varios de los pilares que ayudaron a conseguir el campeonato. Tyson Chandler fue traspasado a los Knicks, J.J. Barea se marchó a Minnesota, DeShawn Stevenson fichó por los entonces New Jersey Nets y finalmente Pedja Stojakovic decidió retirarse como jugador profesional. Para compensar tan importantes bajas, los Mavs se hicieron con los servicios de jugadores veteranos en clara decadencia como son Vince Carter, Lamar Odom y Delonte West. A pesar de todo, los Mavs estaban ilusionados ante la temporada y pretendían revalidar el título. Sin embargo, después de una muy irregular campaña, acabaron 7º en el Oeste y se enfrentaron en primera ronda ante Oklahoma City Thunder. Durant y compañía dieron una verdadera lección a los Mavs y los barrieron de la eliminatoria por 4-0.

Para esta temporada Dallas volvió a hacer varios cambios sorprendentes en su plantilla, dos leyendas de los Mavericks se marchaban del equipo, Jason Kidd a New York y Jason Terry a Boston. Por el contrario, seguían llegando veteranos sin futuro como Chris Kaman y Elton Brand, además de jugadores que no habían cuajado en otros equipos como O.J Mayo o Darren Collison. No hace falta decir lo que están sufriendo los Mavericks esta temporada para meterse en playoffs si es que finalmente lo consiguen.

Es difícil encontrar explicaciones del por qué se ha desmantelado en tan poco tiempo una plantilla que ganó la NBA. En la actualidad, los únicos jugadores que ganaron el título en 2011 y continúan en el equipo son Dirk Nowitzki, Shawn Marion y Rodrigue Beaubois. Seguramente el mayor responsable de esta gestión sea el dueño del equipo, Mark Cuban y sus excentricidades.

El presente y el futuro de los Mavs es incierto, no se sabe qué será de ellos con una plantilla tan veterana y descompensada. Mucho tienen que cambiar las cosas para que después de 12 temporadas consecutivas, Dallas se quede sin ver a su equipo jugando los playoffs, y de esta forma se terminará su efímero dominio en la NBA.
 
Ir al inicio

2 comentarios:

  1. La verdad que es curioso, una transformación radical en muy poco tiempo.

    La sensación que me da el equipo de Dallas Mavericks de la actualidad es que la gran parte de los jugadores están de paso y muchos son parches, un equipo con poca alma, solo el gran Dirk Nowitzki es el que le da caracter y corazón, se nota el amor que le tiene a este equipo.

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razon, no sólo no han sabido dar continuidad a una plantilla ganadora, sino que ahora se ven obligados a hacer una reconstrucción profunda del equipo.
    Dirk está claro que está 100% comprometido con la franquicia, pero el alemán no está ya para muchos trotes. Todo apunta a que Dallas hará un gran movimiento en el mercado este verano.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir