8 mar. 2013

La barba que ha conquistado Houston



Este pasado verano Oklahoma City se encontraba en una encrucijada, y es que no se podían permitir en su espacio salarial mantener a Serge Ibaka y James Harden en su plantilla, debían decidir a quién renovar y a quién traspasar. El 27 de octubre toda la NBA quedó desconcertada cuando de forma sorprendente se consumó el traspaso de James Harden a Houston Rockets.

Era difícil preveer el nivel que podía alcanzar Harden, estaba claro que los Rockets le otorgaban al escolta el liderazgo de la franquicia, pero nunca habíamos visto a “the black barba” con ese rol. En Oklahoma, se había ganado el respeto de la liga convirtiéndose en el mejor suplente de la temporada y siendo clave en todos los éxitos que consiguieron los Thunder, pero ¿realmente podría ejercer de estrella en un nuevo equipo?

Pues bien, a las pocas horas de llegar a Houston, jugó su primer partido en Detroit, y anotó 37 puntos, repartió 12 asistencias y capturó 6 rebotes, estableciendo su récord personal de minutos jugados y de tiros lanzados, pero es que en el siguiente partido, en Atlanta, consiguió la mejor anotación de su carrera con ¡45 puntos! De esta forma, Harden dejó boquiabierto a toda la NBA, demostrando todo el potencial que guardaba dentro y que no había podido explotar en Oklahoma. Tras esas tremendas exhibiciones fue elegido jugador de la semana. Por supuesto se metió a toda la afición de Houston en el bolsillo.

Desde entonces, James Harden ha acumulado partidazo tras partidazo, siendo claramente el mejor jugador de los Rockets esta temporada. Ha sido nombrado 2 veces jugador de la semana y ha sido elegido para su primer All-Star, consolidándose como uno de los iconos de la NBA. Sus números esta temporada se han multiplicado con respecto a su estancia en Oklahoma, Harden está promediando 26.3 puntos (5º de la liga), 4.5 rebotes y 5.8 asistencias.

Uno de sus momentos más especiales esta temporada se produjo el 20 de febrero, Houston recibía en el Toyota Center a Oklahoma City Thunder. Pues ante sus ex-compañeros, a Harden se le ocurrió realizar el mejor partido de su carrera anotando 46 puntos y haciendo morder el polvo a la franquicia que le vió crecer como jugador.

Pero como todo gran jugador que se precie, Harden no solo ha destacado individualmente,  the black barba ha devulto la franquicia texana a puestos de playoffs, siendo esta una temporada muy ilusionante para los Rockets. 

Pero lo mejor de esta historia es que solo acaba de comenzar, y es que Harden tiene 23 años y toda una carrera por delante en la podrá seguir creciendo y quien sabe hasta donde podrá llegar este jugador con un look tan singular y hasta donde podrá llevar a los Rockets. Sin duda, la barba ha conquistado Houston.

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir