19 abr. 2013

Las notas de la temporada 2012/2013

Como diría el gran Andrés Montes, se terminó el curso baloncestístico 2012/2013, y como al final de todos los cursos es el momento de poner las notas. Vamos a calificar y a hacer un breve repaso y análisis de lo que ha sido esta temporada regular para todos los equipos:

SUSPENSO:


  • ORLANDO MAGIC (20-62): La primera temporada post-Howard solo puede calificarse como desastrosa. Un caso que recuerda mucho a la primera temporada de Cleveland sin Lebron James. Los Magic habían estado instalados en los puestos altos de la liga durante los últimos 6 años llegando a disputar la Final de la NBA en 2009. Pues bien, han sido el peor equipo esta temporada, y no conseguían tan pocas victorias desde 1990, en el primer año de la franquicia. La única buena noticia ha sido la gran temporada de Nikola Vucevic. Ahora toca reconstrucción profunda, apoyarse en los jóvenes y empezar de cero. Quién sabe cuanto tardaremos en volver a ver a los Magic peleando por los puestos altos de la liga. 

  • CHARLOTTE BOBCATS (21-62): Otro año más, la temporada del equipo de Michael Jordan, se quedó sin objetivos demasiado pronto, aunque tuvieron un comienzo prometedor, con 7 victorias en los primeros 12 partidos, el resto de la temporada ha sido desastrosa. Una racha de 17 derrotas seguidas en Diciembre les hundió en la cola de la clasificación. El nº2 del draft, Michael Kidd-Gilchrist, ha decepcionado muchísimo en su temporada como rookie. Por lo menos han conseguido evitar la última posición y limpiar un poco el orgullo con respecto a la temporada pasada, cuando firmaron el peor balance de la historia (7-59). Gerarld Henderson y Kemba Walker lo poco salvable de un equipo que sigue sin encontrar su camino.

  • CLEVELAND CAVALIERS (24-58): La reconstrucción del equipo tras la marcha de Lebron sigue su curso, por segundo año consecutivo mejoran su número de victorias, pero todavía están muy lejos de los Cavs que asustaban en playoffs. Tuvieron buenas fases de juego durante la temporada, pero la lesión de Varejao a mediados de temporada les hizo mucho daño. Sin duda, lo mejor de este equipo es la confirmación de una estrella, Kyrie Irving, que ha firmado un año genial. Pero el equipo es muy joven y todavía tienen que ganar en experiencia, esto ha hecho que hayan sido demasiado irregualares. Aunque los Irving, Waiter, Zeller y Thompson parecen ser buenos pilares para el futuro de los Cavaliers.

  • PHOENIX SUNS (25-57): Tercer año consecutivo sin entrar en playoffs, y este equipo parece haber tocado fondo. La peor temporada de su historia a excepción de la primera de la franquicia allá por el año 1968. Steve Nash era el último resquicio de aquellos increíbles Suns de Mike D´Antoni, y sin él, Phoenix ha pérdido su rumbo. Beasley, Wesley Jonhson o Scola no han encajado nada bien en el equipo. En un conjunto muy débil e inconsistente, solo se salvan esta temporada Dragic y Gortat, aunque ninguno de los dos parece ser el jugador adecuado para guiar a una franquicia. O se mueven bien este verano o a los Suns les espera una larga travesía por el desierto de Arizona.

  • NEW ORLEANS HORNETS (27-55): La llegada del nº1 y del nº10 del draft, Anthony Davis y Austin Rivers, prometía una temporada ilusionante en New Orleans, pero nada de eso. Un Davis lastrado por las lesiones y un Rivers totalmente perdido en su año como rookie han ayudado bien poco a su equipo. La mejor noticia sin duda, la explosión del base Greivis Vasquez que tiene muchas papeletas de ganar el premio a jugador más mejorado de la temporada, ha sido lo que ha permitido a los Hornets hacer una temporada bastante digna con respecto a la del año pasado. El equipo parece tener un buen futuro, veremos que nos ofrecen los nuevos Pelicans el año que viene.

  • SACRAMENTO KINGS (28-54): Si todo sigue su curso normal, esta habrá sido la última temporada de los Sacramento Kings tal como los conocemos (todo apunta a que el año que viene se trasladarán a Seattle), y es por lo único que será recordada esta temporada, porque a nivel de deportivo, los Kings nos han ofrecido más de lo mismo que en los últimos años. Un equipo sin hambre ni entrega, en el que prima lo individual por encima de lo colectivo. Y dentro de las individualidades ha destacado nuevamente DeMarcus Cousins, que lo único que necesita mejorar es su cabeza. El futuro es una incógnita, pero no parece demasiado prometedor.

  • WASHINGTON WIZARDS (29-53): El equipo de la capital ha conseguido realizar la mejor temporada de los últimos 5 años, y habiéndolo hecho con solo 29 victorias, nos deja bien claro que este equipo tiene un pasado, presente y futuro poco alentador. Empezaron con 12 derrotas consecutivas y eso les dejó sin opciones de nada prácticamente antes de empezar. Solo al final de temporada, con John Wall y Nené Hilario en buena forma, consiguieron alcanzar un buen nivel de juego llegando a enlazar 9 victorias seguidas en casa. Si las lesiones respetan a sus mejores jugadores y hacen buenas operaciones durante el verano, quizá puedan dar un paso más el curso que viene.

  • DETROIT PISTONS (29-53): Cuarto año consecutvo sin playoffs, y los Pistons que siguen dando bandazos sin acierto en su reconstrucción. Otra temporada más que ni están en los últimos puestos para aspirar a buenas opciones de draft, ni están lo suficientemente cerca como para pelear por los playoffs. Con la salida de Tayshaun Prince (último integrante de los Pistons campeones de 2004), los Pistons esperan acertar por fin en la construcción de un equipo ganador, para ello deberán apoyarse en la pareja interior que tanto nos ha gustado este año, Monroe-Drummond, intentar retener al gran Calderón, y librarse de jugadores tan irregulares como son Will Bynum o Stuckey.

  • PHILADELPHIS 76ERS (34-48): Se vieron envueltos en el gran traspaso del verano, en el que perdieron a su estrella durante los últimos años, Iguodala, y recibieron a Andrew Bynum, que no ha disputado ningún partido esta temporada. Obviamente el traspaso les perjudicó mucho, y el equipo que el año pasado dio la sorpresa de los playoffs eliminando a los Chicago Bulls, este año se ha quedado en un equipo tímido con muy poco peso en el juego interior. El grandísimo rendimiento durante tres cuartos de temporada del nuevo All-Star Jrue Holiday, les ha permitido luchar por los playoffs durante precisamente tres cuartos de temporada. Un año bastante decepcionante para uno de los equipos más históricos de la liga. Si Bynum se recupera como es debido, sin duda darán un gran salto de calidad que les permitirá luchar de nuevo en los puestos nobles de la Conferencia Este.

  • DALLAS MAVERICKS: (41-41): Terminó una hegemonía de 12 años en playoffs que se vio culminada en 2011 con el primer y único anillo de la franquicia texana. Desde entonces, Dallas ha ido perdiendo a las piezas que le llevaron hasta lo más alto y sustituyéndolas por veteranos en decadencia. Los barbudos Mavs lo intentaron hasta el final, pero una primera mitad de temporada muy mala en la que se confiaron en exceso fue una losa que no pudieron levantar. Este año no tendremos el placer de ver al gran Dirk Nowitzki en las eliminatorias por el título. El multimillonario Mark Cuban ha prometido grandes traspasos para el verano y conociéndole seguro que revolucionará el mercado, porque sabe que no puede permitirse que Dallas se quede otro año sin ver a su equipo en playoffs.
APROBADO:



  • MINNESTOTA TIMBERWOLVES (31-51): Otra temporada ilusionante para unos Wolves que aspiraban a pelear por los playoffs, pero las ilusiones fueron rotas por las lesiones. A excepción de Luke Ridnour, todos los jugadores han caído lesionados y varios de ellos de mucha gravedad. Los apruebo porque no han podido en ningún momento explotar todo el potencial de su plantilla, y a pesar de ello han hecho una temporada bastante digna, con algunas victorias de mucho mérito. El gran inicio de los rusos Kirilenko y Shved y sobretodo, el gran final de temporada de Ricky Rubio lo más positivo de los Wolves esta temporada. Esperemos que el año que viene podamos ver el 100% de un equipo que puede aspirar a mucho.

  • PORTLAND TRAIL BLAZERS (33-49): Que no os engañe el número de victorias, los Blazers han hecho una campaña muy meritoria peleando por entrar en playoffs hasta las últimas semanas, pero han terminado la temporada con 13 derrotas seguidas que ha manchado su balance final. Con un quinteto muy sólido y definido (Hickson, Matthews, Batum, Aldridge y Lillard), cuando han tenido que tirar del banquillo se han venido abajo. Lo que más será recordado esta temporada en Portland es claramente el haber podido disfrutar del próximo rookie del año, Damian Lillard. Si los titulares siguen al nivel de este año y consiguen incorporar a algunas buenas piezas que puedan salir desde el banquillo, los Blazers seguirán dando mucha guerra en el Oeste la temporada que viene.


  • TORONTO RAPTORS (34-48): Un comienzo de temporada muy malo (4-19) les hizo ir a remolque todo el año. El duelo interno de bases lo ganó Calderón en la pista, pero Lowry en los despachos y finalmente el base español dejó Toronto tras 8 años para dejar paso a la llegada de Rudy Gay. El dúo Gay-DeRozan ha funcionado realmente bien y jóvenes como Valanciunas y Ross se han metido al público en el bolsillo. También ha quedado claro que Bargnani no es ni mucho menos el jugador alrededor del cual debe girar este equipo. Los Raptors tienen una muy buena base para seguir trabajando y creciendo en los próximos años.

  • MILWAUKEE BUCKS (37-44): Los apruebo porque han entrado en playoffs, pero realmente han hecho una temporada muy irregular, propia de sus dos bases estrellas, Monta Ellis y Jennings. El estado de forma de estos dos jugadores, capaces de lo mejor y lo peor, es lo que marca la trayectoria de este equipo. La consolidación de Larry Sanders como uno de los mejores intimidadores de la liga ha sido una gran noticia para los Bucks. Quizá no hayan hecho tantos méritos como otros equipos, pero se han ganado el derecho a estar playoffs después de dos años de ausencia, y es la lectura positiva que deben sacar en Milwaukee.

  • UTAH JAZZ (43-39): Si el año pasado se metieron en playoffs "in-extremis", esta temporada les ha salido cruz. Han tenido a los todopoderosos Lakers contra las cuerdas hasta el último día, y eso es de valorar para una plantilla cogida con pinzas en la que solo el dúo interior Jefferson-Millsap se ha mostrado sólido y regular. El bajo nivel de la mayoría de sus jugadores exteriores y su pobre rendimiento fuera de casa les ha pesado mucho. Utah no se ha renovado bien y empieza a ser un equipo previsible.

  • LOS ANGELES LAKERS (44-38): El buen final de temporada de los Lakers, que finalmente han terminado 7º en el Oeste, no nos debe hacer olvidar la tortura por la que han tenido que pasar los fans de los Lakers. Juntaron a cuatro super-estrellas (Kobe, Gasol, Howard y Nash) y han estado cerca de darse el mayor batacazo de la historia. Mike D´Antoni ha sacado de quicio ha mucha gente, incluidos algunos jugadores. Solo una temporada fabulosa, casi épica de Kobe Bryant, salva la temporada regular de los angelinos. Ha sido un palo tremendo para toda la liga la lesión de Kobe, que afortunadamente ha servido para espolear al equipo a realizar un esfuerzo extra para entrar en los playoffs. Una temporada caótica que quien sabe si puede tener un final feliz.

BIEN:

  • BOSTON CELTICS (41-40): La marcha de un histórico como Ray Allen y la llegada de Jason Terry no ha salido demasiado bien. La grave lesión de Rondo que estaba en su mejor momento y era el que sostenía al equipo, sumadas a otras bajas para toda la temporada como las de Barbosa y Sullinger parecía que iban a dejarles sin opciones, pero el orgullo de los Celtics es muy grande, y sin su base titular, los orgullosos verdes sacaron lo mejor de sí mismo y se instalaron en unos puestos de playoffs que ya no abandonarían. Una plantilla un año más veterana y que se ve obligada a dosificarse y a reservar la gasolina no les ha permitido pelear por los puestos altos del Este. El asiento como base titular de Avery Bradley y la explosión de Jeff Green parecen ser los únicos atisbos de renovación de estos viejos Celtics, que sin duda pelearán a muerte, sea contra quien sea en la lucha por el título.

  • ATLANTA HAWKS (44-38): Sexto año seguido de los Hawks en playoffs, algo que tiene mucho mérito para una plantilla que dejó marchar a uno de sus estandartes, Joe Johnson, y que solo se sostiene en la pareja interior Horford-Josh Smith. Buena temporada del base Jeff Teague que sigue creciendo y de Korver, que ha excepción del primer partido a anotado al menos un triple en todos los partidos de esta temporada. Atlanta lleva instalado en la zona noble del Este varios años, pero nadie se los imagina pelando por el título de conferencia y ni mucho menos por el anillo, y es que los Hawks parecen que se conforman con esto, un equipo plano que muchas veces nos deja fríos.

  • HOUSTON ROCKETS (45-37): La llegada de Harden ha supuesto una revolución en Houston que rápidamente se ha hecho notar, y es que la barba más famosa de la liga ha liderado a unos Rockets que vuelven a playoffs tras tres años de ausencia. El fenómeno Jeremy Lin comenzó de forma decepcionante, pero ha hecho una segunda mitad de temporada bastante buena. La confirmación de Chandler Parsons y el salto de calidad del pívot turco Omer Asik han terminado de elevar el nivel de una plantilla que sin embargo adolece mucho en defensa.
NOTABLE:



  • CHICAGO BULLS (45-37): Los Bulls se han pasado esperando a su estrella Derrick Rose toda la temporada, y finalmente no ha jugado ni un minuto. Una plantilla en la que escasea el talento, pero en la que impera el trabajo duro y la defensa, y en estos dos pilares se han apoyado los Bulls para asentarse en la zona alta del Este. Tom Thibodeau ha dotado de identidad a este equipo en la que sus máximos estandartes han sido Luol Deng y Joaquim Noah que sin hacer jugadas espectaculares se han ganado el derecho a ser All-Stars. El impredecible Nate Robinson ha hecho grandes partidos siendo un buen desatascador y poniendo ese punto de locura que a veces es necesario. Si Rose vuelve al nivel al que se fue, mucho cuidado con Chicago.

  • GOLDEN STATE WARRIORS (47-35): Los Warriors nos han enamorado esta temporada. Su estilo alegre y despreocupado es una gozo para la vista. Son una máquina de triples, y si hablamos de triples hay que hablar de Stephen Curry que ha establecido un nuevo récord de triples anotados en una temporada con 272. Bien secundado en el perímetro por Klay Thomphson, el poderío físico del rookie Harrison Barnes y con David Lee trabajando a las mil maravillas debajo del aro, los Warriors han firmado la mejor temporada en los últimos 18 años. Y lo mejor es que este equipo tiene cuerda para rato.

  • BROOKLYN NETS (49-33): El traslado a Brooklyn de la franquicia de los Nets ha sido muy positivo, hemos visto al mejor Deron Williams, un Brook Lopez que se ha consagrado como uno de los mejores pívots del Este y un Joe Johnson renacido jugando mejor que nunca y decidiendo muchos partidos sobre la bocina. El cambio de entrenador a mitad de temporada les sentó muy bien, y mucho jugadores secundarios ganaron en confianza y ayudaron mucho más al equipo. En su primera temporada en Brooklyn estos Nets ya están al mismo nivel que los del trío Kidd-Carter-Jefferson.

  • INDIANA PACERS (49-32): Defensa, defensa y defensa, esta ha sido la base de los Pacers esta temporada y les ha salido realmente bien. Tercer año seguido en playoffs y cada vez consolidándose más como uno de los equipos dominadores en el Este. Al final no pudieron aguantar el ritmo de los Knicks y perdieron la segunda plaza. Danny Granger finalmente no se pudo reincorporar con el equipo a su mejor nivel, y apenas pudo jugar unos pocos partidos antes de volver a recaer de su lesión. La máxima expresión defensiva del equipo ha sido la torre Roy Hibbert que ha minimizado al máximo los puntos en la pintura del equipo rival. Temporadón también de Paul George, que se ha convertido en la estrella de este equipo y todavía tiene margen de mejora. 

  • MEMPHIS GRIZZLIES (56-26): Defensa, defensa y defensa, no es por repetirme, pero es que han sido el equipo especialista en defensa en el Oeste, sobretodo a raíz del traspaso de Rudy Gay. Perdieron a su estrella anotadora, pero ganaron a un especialista defensivo como Prince, y más galones para la que ha sido la mejor pareja interior de la liga, Gasol-Randolph. Este dúo se entiende a la perfección y lo han vuelto a demostrar otra temporada más. Un paso adelante ha dado también el base Mike Conley. Los Grizzlies han realizado la mejor temporada en la historia de la franquicia y se han consolidado como un equipo fuerte en el Oeste, algo que parecía impensable hace pocos años. Mucha parte del éxito de esta temporada y de las anteriores le corresponde a Lionel Hollins.

  • LOS ANGELES CLIPPERS (56-26): "Lob City", el equipo que pone el espectáculo en la NBA, los fans de los Clippers han visto cada noche acciones brutales de las que aparecen en los resúmenes de las mejores jugadas de la temporada, principalmente de la mano de los bestias Blake Griffin y DeAndre Jordan. Pero como la potencia sin control no sirve de nada, para eso ha estado ahí Chris Paul, que ha sabido sacar el máximo rendimiento a las habilidades y capacidades físicas de sus compañeros. Los Clippers ya no son el patito feo de Los Angeles, por primera en la historia han barrido a sus vecinos Lakers y además han conseguido ganar el título de la división Pacífico. Sin duda, una temporada regular plagada de éxitos.

SOBRESALIENTE:


  • NEW YORK KNICKS (54-28): La mejor temporada desde 1997, después de varios años de travesía siendo incluso el hazme reír de la ciudad, los Knicks han vuelto a ser un equipo poderoso, dominador, aspirante a todo. Carmelo Anthony ha hecho una de las mejores temporadas de su carrera, ha sido el máximo anotador de la liga y ha tenido rachas en los que metía 30, 40 y hasta 50 puntos varios partidos seguidos, una barbaridad. Y otro ex de Denver ha sido el mejor aliado de Melo, J.R. Smith ha realizado la temporada de su vida, y casi seguro va a conseguir el premio al mejor sexto hombre. De la mano de Mike Woodson, los Knicks han identificado y perfeccionado su juego, mover y mover mucho la bola y encontrar buenas posiciones para los hombres exteriores. Y si se fallan los tiros ahí estaba Tyson Chandler para barrerlo todo, y es que el pívot de los Knicks se ha hinchado esta temporada a rebotear. Ojo a estos Knicks que pueden haber empezado otra época dorada en la franquicia.

  • DENVER NUGGETS (57-25): Otro equipo que ha realizado la mejor temporada en su historia. Varios récords han caído este año en Denver, el más importante y que todavía sigue vigente es que llevan 23 victorias seguidas en su cancha. Los Nuggets se han instalado en la élite de la NBA con su plantilla joven y con mucho desparpajo. Han demostrado ser el equipo con el mejor físico, corren, saltan, rebotean, defienden, taponan, matan como nadie. El buen rollo que reina en el vestuario lo han trasmitido a la pista en cada partido. Iguodala ha encajado a la perfección en un grupo en el que no destaca un jugador en particular, sino que destacan todos, ahí ha estado la clave del éxito de esta temporada regular.

  • SAN ANTONIO SPURS (58-24): Los Spurs nunca fallan y han vuelto a hacer otra gran temporada, no se pierden los playoffs desde 1997. Siempre han estado arriba en la clasificación, seguramente sean el equipo más regular y fiable de la liga. Tony Parker y Tim Duncan han estado a su máximo nivel, estos dos jugadores no parecen envejecer nunca. El resto de la plantilla como siempre ha ayudado muchísimo, en este equipo todo el mundo tiene claro como se juega, los sistemas, las tácticas y lo que tiene que hacer cada uno en cada momento. Y el jefe de todo esto ha vuelto a ser como no, el gran Popovich, que sabe como manejar, regular y dosificar a todos sus jugadores. En definitiva, esta temporada han vuelto a hacer una vez más, lo que mejor saben hacer, jugar al baloncesto.

  • OKLAHOMA CITY THUNDER (60-21): Los Thunder siguen subiendo cada año un escalón más en su progresión, esta vez han conseguido liderar la durísima conferencia Oeste. Durant ha estado a su habitual nivel de MVP, pero esta temporada se le ha sumado un Westbrook que ha mejorado mucho en la dirección de juego, se ha vuelto un base más inteligente sin perder la potencia y explosividad que le caracteriza. La marcha de Harden apenas se ha notado, Kevin Martin no ha llegado ni mucho menos a su nivel, pero ha cumplido con lo que se esperaba de él, además Sefolosha aparte de ser un excelente defensor ha tomado un poco más de responsabilidad en ataque. Y el que más ha mejorado ha sido Ibaka, cada vez es un jugador más completo, este año nos ha seguido dejando tapones increíbles, pero además nos ha enseñado su faceta como tirador de media distancia, incluso de triples. Si el año pasado los Thunder ya asustaban, esta temporada han ido un paso más allá.

MATRÍCULA DE HONOR:



  • MIAMI HEAT (66-16): Una temporada para recordar, han igualado el 10º mejor balance en la historia de la liga, y consiguieron establecer la 2ª mejor racha de victorias con 27 triunfos seguidos. Por si alguien tenía alguna duda, Lebron James ha demostrado ser el mejor jugador de la liga, va a ser nombrado MVP por cuarta vez en su carrera. Lebron tuvo fases en la temporada en la que rozaba el triple-doble, metía más de 30 puntos, y casi sin fallos en el tiro, una absoluta barbaridad. Y por si fuera poco, tenemos a Wade y Bosh que siguen mostrando su categoría de super-estrellas. Los secundarios como Allen, Battier, Chalmers, etc aportan muchísimo y han sido fundamentales. Miami es un equipo casi perfecto, son el rival a batir, simplemente los mejores.

Y para terminar este repaso, os dejamos con un lujo de vídeo, los momentos más interesantes, espectaculares, los mejores jugadores, en fin, una delicia para la vista. Todo lo que ha sido esta temporada regular 2012-2013 a cámara lenta.

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir