23 feb. 2013

¿Entrarán o no entrarán?


Una de las historias más interesantes en esta segunda mitad de la temporada es sin duda ver si finalmente los Lakers conseguirán meterse o no en playoffs. Aunque realmente se lleva hablando de esto durante toda la temporada.

Y es que la temporada angelina empezó con mucha ilusión, con la llegada de Dwight Howard y Steve Nash, que junto a Pau Gasol y Kobe Bryant completaban una plantilla plagada de super estrellas. Mike Brown era el encargado de dirigir este proyecto, sin embargo fue rápidamente despedido tras perder 4 de los primeros 5 partidos. Llegó Mike D´Antoni (cuanto todo el mundo quería la vuelta de Phil Jackson) y la cosa no solo no mejoró, sino que fue a peor

Todo el mundo ha sido señalado como culpable en algún momento de la temporada, que si Kobe es demasiado individualista, que si Pau no encaja en el equipo, que si Howard se ríe mucho durante los partidos y no se concentra, que si Nash no hace jugar al equipo, que si la plantilla no está bien hecha...

En mi opinión el gran culpable de la situación que viven los Lakers es D´Antoni, en ningún momento de la temporada ha implantado su sistema de juego, de hecho los Lakers no han jugado nunca con ningún sistema de juego, la defensa ha sido simplemente inexistente, y los ataque anárquicos. Los jugadores siempre han estado desorientados respecto a su rol. Por ejemplo, Antawn Jamison ha pasado de sexto hombre, a jugar los minutos decisivos, a jugar minutos de la basura, a no jugar absolutamente nada, a ser titular, otra vez suplente, etc. Jodie Meeks también ha pasado de jugar 30 minutos a no jugar nada. Jugadores como Darius Morris, Devin Ebanks o Earl Clark también han pasado de importantes a innecesarios y viceversa. Esto deja claro que D´Antoni no ha tenido claro en ningún momento la rotación que debía utilizar. 

Sin embargo en las últimas semanas se ha producido un cambio en la actitud de los jugadores que han optado por la autogestión, estar unidos, compartir la bola y esforzarse en defensa. Hemos visto a Kobe promediar más asistencias que nunca y Howard y Nash empiezan a recordar a los jugadores de Orlando y Phoenix. Saben que están en una situación límite y que no pueden fallar.

Ahora mismo Lakers tiene un balance de 27-29 y está 9º en el Oeste a tres partidos y medio de distancia de su principal rival Houston Rockets. A Lakers le quedan 26 partidos y para poder llegar a playoffs se estima que deben conseguir entre 15-20 victorias, lo que supone ganar más o menos dos de cada tres partidos. Realmente parece difícil pensar que puedan conseguir un ritmo de victorias tan alto, además Houston y Utah no aflojan nada y hay otros equipos que también luchan con Lakers para meterse en playoffs como son Portland y Dallas. Todo apunta a que Lakers quedará fuera de playoffs, pero teniendo en cuenta la historia de esta franquicia, cuesta pensar que eso llegue a pasar. Hace un par de días Kobe afirmaba rotundamente lo siguiente: 

"No es una pregunta sobre si estaremos en los playoffs. Nosotros estaremos allí. Cuando estemos no tengo miedo de nadie. Ni Oklahoma, San Antonio, Denver o el que sea."

En mi opinión creo que Los Ángeles Lakers sí llegarán a disputar las eliminatorias por el título, pero sinceramente pienso que no tendrán ninguna opción de pasar la primera ronda.

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir