23 feb. 2013

Game of the Night: Minnesota Timberwolves-Oklahoma City Thunder Postpartido (22-02-2013)


El partido comenzó con los dos equipos jugando rápido, con ritmo alto, dejándose llevar por el estilo que imponían sus bases: Westbrook y Rubio. Los Thunder empezaron muy enchufados metiendo los 5 primeros tiros que lanzaron y con buena intensidad en defensa, especialmente Sefolosha, lo que les valió para abrir una pequeña ventaja de siete puntos (11-18). Kevin Durant y Russel Westbrook empezaron a anotar y a dirigir a su equipo y ayudados por el buen trabajo de los hombres interiores como Nick Collison y Hasheem Thabeet, Oklahoma abrió una brecha de diez puntos para finalizar el primer cuarto (23-33).

En el segundo cuarto Rick Adelman apostó por poner en el campo a la vez a Ricky, Shved y Barea, este quinteto pequeño y rápido le funcionó bien a Minnesota, el puertorriqueño Barea llegaba hasta los 10 puntos sin fallo en el tiro, y acercaba a su equipo a siete puntos (30-37). Los Thunder de la mano de su trío exterior Kevin Martin, KD y Westbrook (44 puntos entre los tres al descanso) eran una apisonadora en ataque, pero en defensa se dejaron llevar y los Wolves también conseguían anotar con facilidad bajo la buena dirección de Rubio (5 asistencias al descanso). El partido se fue a los vestuarios con ventaja para los locales 58-66.

El tercer cuarto siguió con la misma tónica, mala defensa de los dos equipos, sobre todo de Minnesota y altos porcentajes de acierto (los Thunder estuvieron por encima del 60% casi todo el partido y terminaron con un 100% en tiros libres). Y con este estilo de partido de defender poco y anotar mucho Oklahoma se siente como pez en el agua y su dúo estelar Durant-Westbrook empezó a imponer su ley siendo un rodillo en ataque anotando y asistiendo de todas las formas. Kevin Martin también se unió a la fiesta y entre estos tres jugadores lo hicieron prácticamente todo en los Thunder combinándose para acabar sumando 83 puntos (58% TC). El resultado al final del tercer cuarto fue 83-100.

En el último cuarto los Timberwolves conseguían acercarse a base de robos y contrataques, pero si permites que tu rival te meta 127 puntos rondando el 60% de acierto es prácticamente imposible ganar. Finalmente el marcador fue de 111-127 para los locales.

El MVP del partido fue para Russell Westbrook, que hizo un partidazo dirigiendo a su equipo y seleccionando bien sus tiros, estuvo más inteligente de lo habitual. El base acabó con 37 puntos (13/22 TC),  7 rebotes y 9 asistencias. Kevin Durant también hizo otro gran partido habitual en él sumando 27 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias. En Minnesota hay que destacar a Ricky Rubio y sus 13 puntos, 5 rebotes, 9 asistencias, 5 robos y solo 1 pérdida.

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir