28 may. 2013

Crónica del Memphis Grizzlies - San Antonio Spurs (Game 4)


Los Spurs se plantaban de nuevo en el Fedex Forum de Memphis para intentar ganar el partido y poner el 4-0 en la serie, pero los Grizzlies no iban a permitir ser barridos en su primera final de conferencia.

Los Grizzlies comenzaron con la intensidad que corresponde en un partido de estas características, pero a los pocos minutos, esa intensidad se convirtió en precipitación, y los Spurs sabiendo jugar con más orden y tranquilidad consiguieron un parcial de 2-10, que ponía el 8-12 en el marcador a mediados del primer cuarto. Memphis volvió a mostrar los problemas que lleva arrastrando toda la serie: no eran capaces de mover el balón con fluidez en ataque, ni eran capaces de frenar a Parker, que acabó el cuarto con 8 puntos (4/5 TC). Así se llego al final del primer cuarto, con 14-24 en el marcador, y Memphis que por tercera vez en esta final se quedaba por debajo de los 15 puntos en el primer cuarto.

Memphis intentaba utilizar la superioridad de su juego interior, pero ni Gasol ni Randolph eran capaces de encontrar tiros fáciles, y cuando los conseguían estaban desacertados (2/12 TC entre los dos al descanso). Lionel Hollins colocó a Tony Allen defendiendo a Parker, pero tampoco conseguía parar al base francés, que continuaba campando a sus anchas. Los Grizzlies seguían inoperantes en ataque, y es que estaban lanzando con un acierto inferior al 30%, y esto lo aprovecharon los Spurs que sin tener que desplegar su máximo nivel de juego conseguían distanciarse en el marcador hasta los 11 puntos (27-38). Finalmente, un triple de Bayless casi sobre la bocina permitió a los Grizzlies llegar al descanso con el resultado de 38-44.

El tercer cuarto continuó con el mismo guión, mientras que los Grizzlies tenían que sudar sangre para conseguir una canasta, San Antonio seguía funcionando como un reloj, manejado por un magnífico Parker (24pts y 11/15 TC), y no tenía problemas para anotar con regularidad. De esta forma, Memphis era incapaz de recortar la diferencia en el marcador, que era de 12 puntos (51-63) en el ecuador del tercer período. Una gran reacción de los Grizzlies encabezada por Pondexter y Randolph (12 puntos seguidos entre los dos), permitía a los locales recortar la diferencia hasta los 3 puntos (66-69). Finalmente se llegó al último periodo con el resultado de 66-72 y todo por decidir.

En el último cuarto un triplazo de Parker le hacía llegar hasta los 29 puntos y permitía a San Antonio distanciarse hasta los 6 puntos (73-79) a falta de 9 minutos para el final. Memphis seguía jugando con más corazón que cabeza, mientras que San Antonio jugaba con toda la cabeza del mundo y esto le valía para mantenerse con relativa tranquilidad por delante en el marcador. Un golpe fortuito en el ojo de Gasol a Parker obligaba al francés a irse a los vesturarios a ser evaluado por los médicos. El partido estaba con los Spurs 6 arriba (77-83) a falta de 6 minutos. Ginobili no tuvo problemas para ejercer de base, y dos asistencias suyas a Duncan lanzaban a los Spurs a 10 puntos (77-87). Memphis seguía intentandolo a la desperada, pero no lograban bajar de los 6 puntos de desventaja (81-87 a falta de 2:27). Una canasta de orgullo de Marc ponía a Memphis a solo 3 puntos con 47 segundos por jugar, pero Parker se coló entre toda la defensa de los Grizzlies y sacó dos tiros libres que no perdonó y que terminaron siendo definitivos. Los Spurs ganaron 86-93.

De esta forma, San Antonio barre a los Grizzlies y se meten en la gran final de la NBA por la vía rápida, de forma brillante y muy merecida. San Antonio supo encontrar todas las grietas de la mejor defensa de la liga, y con su mejor arma desactivada, los Grizzlies no supieron reaccionar en casi ningún momento de la serie. Memphis ha pagado su inexperiencia en su primera Final de Conferencia, pero sin duda, su temporada es para enmarcar y así lo quisieron agradecer los aficionados que estuvieron coreando el nombre de su equipo durante los últimos segundos del partido cuando ya estaba todo perdido. Por su parte, los Spurs se meten en su 5ª final en 14 años y tendrán 10 días de descanso para prepararla bien.

El MVP del partido fue sin lugar a dudas Tony Parker. El base francés estuvo absolutamente magistral dirigiendo a su equipo a la perfección y además anotando más de lo habitual. No es ninguna locura decir que Parker es el mejor base de la NBA, por lo menos, para mí lo es. Parker consiguió 37 puntos (marca personal de toda la temporada), con  un increíble 15/21 TC, 6 asistencias y 4 rebotes. Buen trabajo como siempre de Tim Duncan que aportó 15 puntos y 8 rebotes. En los Grizzlies el mejor fue Pondexter, que desde el banquillo aportó 22 puntos (3/6 T3).

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir