1 may. 2013

Irremediable año para los Lakers. ¿Por qué no ha sido este el año de Pau?



Se confirmaron las expectativas dadas antes del comienzo de estos agónicos playoffs para uno de nuestros representantes españoles que todavía seguía en competición tras el final de la temporada regular.

Vamos a repasar profundamente cuales pueden haber sido las causas por las que nuestro pívot junto al resto de los Lakers han dicho adiós de manera tan humillante esta temporada.


Las cosas ya empezaron mal en Lakers desde la pretemporada, 8 derrotas en 8 partidos, a pesar de esto empezaban la campaña con las ilusión, buenas expectativas y un objetivo claro en la cabeza, el anillo. Y esto era así porque habían incorporado durante el verano a Dwight Howard y a Steve Nash, lo que hacía pensar en que aspiraban a tener la hegemonía de equipos como San Antonio, Miami u Oklahoma.

No obstante, los resultados comenzaron de forma pésima, con un balance de 1 victoria en los 5 primeros partidos jugados. Con ese 1-4 inicial, los dirigentes de los Lakers no dudaron en echar de su puesto a el entrenador Mike Brown, dejando este puesto al interino Bernie Bickerstaff mientras buscaban de forma definitiva a un nuevo entrenador. Con Bickerstaff el balance fue de 4 victorias y 1 derrota. El elegido para ser el tercer entrenador de la temporada fue Mike D´Antoni, del cual se ha hablado mucho por sus decisiones no demasiado acertadas.
Una de las leyendas de los Lakers, Magic Johnson, definió con una frase el trabajo del entrenador: "Su sistema no aprovecha el talento que tienen los Lakers". Los angelinos desperdiciaron la oportunidad de contratar a su ex-entrenador Phil Jackson el cual había dado 5 anillos a este equipo durante las 11 temporadas que estuvo en la franquicia (1999-2011).

Otra posible causa del nefasto año de Pau y los suyos la podemos asocial al fallecimiento del dueño de la franquicia desde 1979, Jerry Buss, el pasado 18 de febrero. Al popular propietario de la franquicia se le tributó un gran y emotivo homenaje tres días después en el Staples Center.

Cambios de entrenadores, falsas esperanzas en jugadores donde habían invertido 100 millones de dólares, un sentimiento de vacío en el club tras muerte de su dueño... ¿Qué más hechos podrían fastidiar la temporada de los Lakers? La respuesta está en las lesiones. Pau Gasol ha tenido dos grandes sustos este año. A mediados de enero sufrió una pequeña conmoción cerebral a causa de un golpe en la cabeza, que le impidió jugar un importante partido en Miami. La otra lesión si fue bastante más grave, una rotura en la fascia plantar de su pie derecho le apartó de las canchas durante 6 semanas durante los meses de febrero y marzo. Por si esto fuera poco, la lesión del jugador referente de este equipo, del hombre que llevó a los Lakers a playoffs tras un trascendental y épico final de temporada que permitió a los angelinos acabar con un balance de 45-37 terminando séptimos en la conferencia Oeste, cayó como un jarro de agua fría en Los Angeles. Hablamos obviamente de Kobe Bryant,que el 12 de abril, se rompió el tendón de Aquiles, lo que le dajará como mínimo 6 meses de baja. Por último, cabe destacar también los problemas físicos de Howard en el hombro durante toda la temporada y las lesiones de Blake y Nash durante los playoffs que solo les permitieron disputar los 2 primeros partidos contra los San Antonio. Con este panorama todas las esperanzas estaban puestas en Pau y Howard, los cuales no fueron suficientes para vencer a unos extraordinarios Spurs, que barrieron a los Lakers con un 4-0 y dándoles toda una lección de juego.

El futuro de Pau, el cuál ha dicho que no quiere otra temporada como esta, está por escribir. El propio jugador dice que le gustaría continuar en este equipo pero que no depende de él. Muchos son los que dicen que marchará de la NBA, para terminar su carrera en otros países como Alemania o Italia, posibles destinos también en un futuro no muy lejano para el cuestionado Bryant. Veamos que tal se desenlaza esta situación y si podemos volver a ver a esta gran pareja de amigos juntos en la pista. Seguro que el año que viene las cosas transcurren de mejor manera para unos Lakers, que han vivido esta temporada 2012-2013 una de las peores temporadas de su vida.



Escrito por @zonadetiro


Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir