4 jun. 2013

Los finalistas de la NBA: Miami Heat



Finalmente se han cumplido los pronósticos de comienzo de temporada: los Heat estarán en la Final de la NBA. Tras un comienzo apabullante en Playoffs ante los Bucks (4-0), los Heat tuvieron que verselas con Chicago Bulls, los cuales comenzaron ganando el primer partido de la serie. A partir de ahí los Heat fueron superiores, pero no lo tuvieron nada fácil en cada partido para ganarlo. La serie terminó con un 4-1. Finalmente se enfrentaron a los Pacers en la final de conferencia. Esta serie fue la más igualada hasta el momento e hizo que la sombra de la eliminación sobrevolara Miami, pero finalmente los Heat consiguieron llevarse la victoria en el séptimo partido destrozando a los Pacers.

De esta forma los Heat llegan a su tercera Final en tres años, la cuarta en su historia. Su balance son dos victorias (los campeonatos de 2005/2006 y 2011/2012) y una derrota (ante los Mavericks en la 2010/2011). Curiosamente en todas ellas se encontraron dos jugadores que este año repiten: Dwyane Wade y Udonis Haslem.

No es muy difícil analizar el por qué esta franquicia ha conseguido estar tres años consecutivos en la gran final del baloncesto. Y es que hay tres nombres que hablan por si solos: LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh. A todo esto han sabido unir grandes tiradores como Mike Miller, Mario Chalmers, Shane Battier o el mejor triplista de la historia, Ray Allen. Este equipo ha sabido administrarse bien los roles, y después del "fracaso" de la unión del big-three en 2011, tanto Wade como Bosh han sabido ocupar el lugar que les corresponde.

Pero aunque destacamos que tanto Wade como Bosh han aprendido a no ser la primera opción del equipo en ataque, en estos playoffs quizá esten apartándose demasiado, y está cayendo demasiada responsabilidad sobre el MVP de la temporada. Los números de ambos jugadores han caido en picado y están consiguiendo records personales negativos:

Dwyane Wade está realizando uno de sus peores Playoffs y está apareciendo menos de lo que cabría esperar. Contra Indiana su producción bajó muchísimo no solo en el aspecto anotador (15.4 puntos), sin no en aspectos en los que solía destacar como el rebote (5.1) y las asistencias (4.3). Por supuesto su nivel no puede más que ir creciendo y seguro que en las finales podremos ver al Wade que todos conocemos, aunque no lo tendrá fácil con la gran defensa de los jugadores exteriores de San Antonio como la que ejercen Danny Green o Kawhi Leonard.

 
La ronda de Chris Bosh contra Indiana ha dejado entrever que este jugador lo pasa mal contra pivots rocosos y duros. Ha estado demasiado alejado de la pintura y eso se ha notado en su porcentaje en tiros de campo: 37.7%. Contra San Antonio le espera algo parecido. Tim Duncan es un hueso muy duro de roer y probablemente Bosh siga pasándolo mal. Debe recuperar confianza y ser más agresivo en la pista si quiere recuperar su nivel, ya que se espera que sea la pieza clave que descongestione el ataque de los Heat.



Si bien estos dos jugadores no están rindiendo al nivel que se esperaba, el rey, LeBron James ha demostrado por qué está siendo considerado como uno de los mejores de la historia de la NBA. Sus promedios en Playoffs son apabullantes, y en la serie contra Indiana, aún sufirendo una de las mejores defensas que se le han hecho, como fue la de Paul George , promedió 29.0 puntos, 7.3 rebotes, 5.3 asistencias, 1.4 robos y 1.4 tapones. Parece que este jugador no tiene techo, y este año se podría coronar por segunda vez consecutiva. Los precedentes no le acompañan en cuanto a resultados, ya que en 2007 con Cleveland se enfrentó a los Spurs en la gran final, y el resultado fue un contundente 4-0. Muchas cosas han cambiado desde entonces: ciudad, compañeros, calidad... y seguro que este año querrá vengarse de aquella dura derrota.

Está claro que entre estos tres jugadores solos no podrán derrotar a los Spurs, y por ello jugadores como Allen, Andersen, Battier, Chalmers o Cole deberán aportar su granito de arena. En especial estos dos últimos, a los que les tocará bailar con la más fea, Tony Parker. El base francés está rindiendo a un nivel espectacular, y tanto Chalmers como Cole deberán hacer que su producción disminuya si no quieren que este les pase por encima.

Los Heat han sembrado algunas dudas ante los Pacers, ya que han estado a un partido de verse fuera de las finales, por lo que desde el primer momento deberán dar un puñetazo sobre la mesa y demostrar que son los favoritos para revalidar el título. Cuentan con la ventaja de campo, que en las finales es un gran factor a favor, pero un desliz en los primeros dos partidos podrían apearlos del tan ansiado título. Lo que es seguro es que nos espera una serie espectacular y muy reñida. Así a los aficionados de Miami solo nos queda decirles... #GoHeat .

Si quieres saber como llegan a la Final los Spurs te interesa esto: Los finalistas de la NBA: San Antonio Spurs

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir