1 jun. 2013

Los finalistas de la NBA: San Antonio Spurs

 

San Antonio, una ciudad poco conocida, poco importante, con un mercado económico pequeño, pero con el mejor equipo NBA de los últimos 15 años. San Antonio Spurs se ha metido de nuevo en la gran Final de la NBA, lo ha conseguido por quinta vez en su historia (1999, 2003, 2005, 2007 y 2013) tras barrer a los Lakers en primera ronda, ganar 4-2 a los Warriors en semifinales de conferencia y eliminar por otro 4-0 a los Grizzlies en la Final del Oeste.


Hay muchos factores que explican el éxito de los Spurs en los últimos años, pero si tuviera que resumirlos con una sola palabra esa sería continuidad. Gregg Popovich es el entrenador del equipo desde 1996, Duncan lleva 15 años en el equipo, Parker 11 años, y Ginobili 10 temporadas. Además solo 5 jugadores de la actual plantilla (Diaw, Bonner, McGrady, Green y Mills) han estado en algún otro equipo de la NBA aparte de San Antonio Spurs. Los pilares del equipo solo han conocido San Antonio en su carrera NBA y eso consigue que sea un equipo reconocible, que sabe a lo que juega.

Los Spurs han vuelto a exhibir durante todos los playoffs 2013 su habitual juego, un juego que se basa en el movimiento de balón. Pasar y cortar, pasar y cortar, el balón y los jugadores siempre en movimiento, utilizando bloqueos indirectos, jugadas bien diseñadas, buscando las ventajas en los emparejamientos, encontrando siempre el tiro adecuado en cada momento. Popovich es un gran conocedor del baloncesto en su más pura esencia, conoce a la perfección todos los conceptos básicos de este bendito deporte. Los Spurs son una máquina perfectamente engrasada que funciona como un reloj dirigido por Popovich desde el banquillo y por Tony Parker desde la pista.


Y después de alabar como se merece al gran Popovich y a la franquicia en general, toca centrarse en las individualidades, a los jugadores que transforman las geniales ideas de "Pops" en puntos y victorias. Y por supuesto hay que empezar por Tim Duncan. Un hombre que no busca llamar la atención mediática, no le interesan los focos ni la fama, solo le interesa una cosa, salir a la pista a hacer su trabajo y ayudar en todo lo que pueda a su equipo. Y con este filosofía de trabajo que ha llevado a cabo durante 15 años en la NBA "The Big Fundamental" se ha ganado el respeto de toda la NBA y ser considerado el mejor ala-pívot de la historia. Su lugar en el Hall of Fame  y en los corazones de todos los fans de San Antonio está más que reservado, su famoso tiro a tabla es ya parte de la historia de este deporte. Y cuando todo el mundo esperaba que su rendimiento fuera decreciendo con el paso de las temporadas, Duncan, a sus 37 años, nos ha vuelto a deleitar con su mejor temporada en el último lustro y ahora busca conseguir su quinto anillo promediando en estos playoffs 17.8 puntos (46.1% TC), 9.2 rebotes, 2.1 asistencias y 1.7 tapones.


Y que decir de Tony Parker, para mí el mejor base del mundo en estos momentos, y uno de los mejores jugadores europeos de la historia de la NBA. Su exquisito manejo de balón lleva dirigiendo el rumbo de este equipo durante 11 años. Su forma de botar, dirigir, asistir, penetrar es simplemente de las que te dejan con la boca abierta. Un jugador realmente inteligente, que sabe lo que necesita su equipo en cada momento y sabe como proporcionárselo. Su duelo con Stephen Curry en las semis de conferencia fue realmente espectacular, así como los que tuvo el año pasado con Chris Paul y Westbrook. Sea quien sea su rival en la final, Parker va a tener una clara ventaja y los Spurs deberán aprovecharla. El galo se planta en esta final buscando su cuarto anillo y tiene varias papeletas para convertirse en el MVP de las finales como ya hiciera en 2007. Parker llega a la final con unos promedios en estos playoffs de 23 puntos (47.5 % TC), 7.2 asistencias, 3.9 rebotes y 1.2 robos.

No me quiero extender mucho más, pero podría seguir analizando uno a uno a una plantilla confeccionada de forma muy inteligente y atendiendo realmente a  las necesidades del equipo. Ginobili, Leonard, Green, Splitter, Diaw, Bonner, Neal, Joseph, Blair, Mills, De Colo, Baynes y McGrady. Todos saben cual es su trabajo y como hacerlo (bueno, a lo mejor T-Mac no), todos pueden aportar algo que el resto no tiene, todos tienen ese algo especial que puede marcar la diferencia en una final.

En definitiva, los Spurs llegan listos, descansados y totalmente preparados a esta nueva final, no les importa el rival, su plan de juego va a seguir siendo el mismo y sabrán ajustarlo al adversario que tengan enfrente. Y un dato importante, los Spurs han jugado 4 finales en su historia, han ganado las 4, con un balance de 16-6. En los momentos claves, San Antonio no suele fallar. 
#GoSpurs

Si quieres saber como llegan los Heat a la Final te interesa esto:  Los finalistas de la NBA: Miami Heat.

Ir al inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

star rating

Subir